Con la primavera el barrio se llena de aviones y golondrinas

456

La primavera ya está aquí y como cada año llegan a Butarque numerosos ejemplares de aviones y golondrinas, ambos de la misma familia y muy similares entre sí, por lo que es muy frecuente confundirlas.

Anidan en las cornisas y aleros de nuestros edificios. Escogen nuestro barrio por la proximidad de este al río Manzanares. Así disponen siempre de gran cantidad de alimento para ellas y sus crías, además de barro para construir o rehabilitar sus nidos.

IMPORTANCIA DE ESTAS AVES

¿Sabías que estas aves, al ser insectívoras, son fundamentales para el control de plagas, y por ello para el equilibrio del ecosistema? Evitan plagas de insectos que tan molestos y dañinos pueden resultar para la fauna y flora silvestre, para los cultivos, para los humanos… evitando también la propagación de ciertas enfermedades que algunos de esos mosquitos pueden trasmitir tanto a seres humanos como a otros animales.

Hay que tener en cuenta que una sola de estas aves puede consumir 850 insectos por día…¡¡nada menos que unos 25.000 al mes!! Si la población de estas aves disminuye se produce un desequilibrio en el medio donde viven, ya las poblaciones de insectos aumentan considerablemente.

PROTECCIÓN LEGAL

Los aviones y golondrinas, además de muchas otras aves, son especies protegidas en todo el territorio nacional en virtud del RD 139/2011 para el desarrollo del Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial y del Catálogo Español de Especies Amenazadas.

Además e independientemente de la legislación, dañar a los animales en general y derribar un nido de cualquier ave habiendo crías en su interior es un acto de extrema crueldad, ya que si aún no saben volar caen al suelo y mueren de deshidratación en unas horas, o incluso devorados por hormigas, atropellados…

Cualquier agresión a estas especies debe ser inmediatamente denunciada a la Policía Municipal de Madrid o a la autoridad que corresponda según dónde nos encontremos. Es un delito que conlleva multas económicas y lo más importante, una pérdida de biodiversidad que no sólo afecta a esta especie sino a muchas otras, y a los humanos por supuesto.

¿QUÉ HAGO SI ME ENCUENTRO A UN POLLUELO O A UN ADULTO HERIDO?

Sacar adelante estas aves es bastante complicado pues al ser insectívoras no se les puede dar alimentos como pan, ni darles de beber (a lo sumo ponerles una gota de agua en el lateral del pico), y además pueden tener lesiones, internas o externas.

Por todo esto lo mejor que podemos hacer si vemos un polluelo en el suelo es esperar un poco por si los padres están cerca y está aprendiendo a volar, pero si está en muy mal estado, vemos que corre peligro o que ya lleva bastante tiempo solo, podemos llevarlo a un centro de recuperación de fauna autóctona, como Brinzal, situado en la Casa de Campo (https://brinzal.org/), a (GREFA) (https://www.grefa.org/), en Majadahonda, además de la Brigada Medioambiental de la Policía Municipal de Madrid (092), que también los recoge.