El 7 de junio los barrios y pueblos de Madrid saldrán a la calle en defensa de su futuro

58
El 7 de junio los barrios y pueblos de Madrid saldrán a la calle en defensa de su futuro
El 7 de junio los barrios y pueblos de Madrid saldrán a la calle en defensa de su futuro

Desde hace seis años, en la región de Madrid se han perdido 479.400 empleos netos y casi 900.000 personas viven bajo el umbral de la pobreza. Lejos de reforzar unos servicios públicos que palíen la precarización generalizada de las condiciones de vida de la población, las Administraciones públicas han optado por priorizar el pago de una deuda generada por actuaciones que no han repercutido en la mejora de la calidad de vida de la ciudadanía a costa de la inversión en equipamientos y servicios públicos. En la Comunidad de Madrid, este año el presupuesto cayó en 256 millones de euros con respecto a 2013. En plena de crisis, cuando las necesidades de la ciudadanía se multiplican, la partida presupuestaria que más creció (17,4%) fue la destinada al pago de los intereses de la deuda pública, que se convierte en la quinta “consejería” en gasto a costa de la sanidad, la educación, el transporte, el empleo y la vivienda. A pesar de ello, la deuda creció en 25.000 millones de euros en los últimos 6 años, una cantidad equivalente a los beneficios fiscales de las rentas más altas. Las prioridades del presupuesto del Ayuntamiento de la capital siguen la misma lógica: uno de cada cuatro euros de las arcas municipales se destina a hacer frente a la carga de la deuda (amortización e intereses), a pesar de lo cual los madrileños debemos una cantidad cinco veces superior a la de 2003. Desde ese año, el presupuesto destinado a los distritos ha caído un 83%. La inversión en equipamientos está, por tanto, prácticamente congelada, de tal manera que no se construyen siquiera las dotaciones comprometidas desde hace años y los servicios municipales, como la limpieza y el mantenimiento de vías públicas y jardines y los servicios sociales. La Federación Regional de Asociaciones Vecinales de Madrid (FRAVM), Juventud sin Futuro, la Plataforma Mayores en Acción, la Mesa para la Defensa de la Sanidad Pública de Madrid, la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, la Plataforma contra la Privatización del Canal de Isabel II, CCOO Madrid, la Plataforma por una Auditoría Ciudadana de la Deuda de Madrid y otros colectivos, asambleas y coordinadoras locales unen sus fuerzas para denunciar estas políticas antisociales. Por ello, el próximo 7 de junio llevarán a cabo más de 25 acciones reivindicativas en 18 distritos de Madrid y en 4 municipios de la región bajo el lema 7J: barrios en lucha por nuestro futuro para que las administraciones destinen los presupuestos públicos a mejorar los servicios públicos y a dignificar las condiciones de vida de una ciudadanía castigada por el paro y unos barrios sumidos en el más absoluto abandono. Las acciones irán, entre otras, dirigidas a: – Exigencia de la gestión 100×100 pública, la universalidad de la atención sanitaria y la construcción de equipamientos: tres centros de salud en Carabanchel y un hospital de referencia en los terrenos del antiguo hospital del Aire para los distritos de San Blas y Ciudad Lineal. – La defensa de la gestión pública del agua y del medioambiente natural: construcción de un parque público en lugar del campo de golf ilegal de Chamberí, la oposición a la construcción de una autovía en Coslada que atravesará el Bosque del Humedal y de una carretera que destruirá la Mina del Cazador, en Aravaca. – Incremento de becas y reducción de la cuantía de las tasas en todos los niveles educativos, construcción de centros educativos públicos y mantenimiento de todos los niveles educativos en los existentes: institutos en Arganzuela, San Blas, Villaverde, el PAU de Vallecas , colegios en el barrio de la Vereda de los Estudiantes de Leganés y escuelas infantiles de gestión pública. – Transporte público: apertura de los vestíbulos de metro clausurados en 2012, como el de El Capricho, en Barajas. – Paralización de los desahucios (hipotecarios y de vivienda pública) y recuperación de las casi 3.000 viviendas públicas vendidas porel Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA) y de las más de 1.600 vendidas por la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo de Madrid (EMVS). – Construcción y gestión pública de equipamientos culturales: apertura y gestión pública del Teatro Madrid (Fuencarral) y del teatro infantil Daoiz y Velarde (Retiro), la construcción de la biblioteca comprometida por el Ayuntamiento de Madrid en 2008 para San Fermín (Usera) y la defensa del patrimonio histórico-artístico y natural en Alcalá de Henares. – Incremento de las partidas presupuestarias destinadas a la aplicación de la ley de Dependencia y a los servicios sociales de manera que cubran las necesidades de las familias más desfavorecidas, como exigirá la PAH Coslada y San Fernando en Coslada. – Retirada de la reforma de las pensiones y actualización de éstas de acuerdo al IPC anual.