El Ayuntamiento deniega la licencia al horno crematorio solicitado por la empresa propietaria del Tanatorio de la M-40

132

El Ayuntamiento de Madrid ha denegado la licencia de construcción del horno crematorio que había solicitado la empresa Parcesa Parques de la Paz, propietaria del tanatorio de la M-40, y que pretendía instalar en las mismas dependencias de este recinto, situado en la Avenida Los Rosales, 36, justo en la frontera entre Villaverde y Usera.

Esta empresa ya había solicitado una licencia con el mismo fin en 2002, pero finalmente ésta se paralizó. Trece años más tarde, el 15 de septiembre pasado, se sometió a información pública por parte del Ayuntamiento de Madrid la solicitud de licencia que han pedido nuevamente para instalar este horno crematorio.

Movilización vecinal

El 6 de octubre de 2015 casi 2.000 vecinos de ambos distritos salimos desde diferentes puntos de nuestros barrios para encontrarnos en el Tanatorio de la M-40 y protestar, unidos, por la licencia que había solicitado Parcesa Parques de la Paz, propietaria del tanatorio, para instalar un horno crematorio en estas instalaciones, situadas en la frontera de los distritos de Villaverde y Usera.

Esta movilización, y la presentación de casi 15.000 firmas, días después, en el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, parece que han dado sus frutos.

Movilizaciones constantes

A los pocos días de haber realizado la manifestación, representantes de varias asociaciones nos reunimos con la concejala Inés Sabanés, y con diversos técnicos del Área de Medio Ambiente y Movilidad que ella dirige y le transmitimos nuestro desacuerdo con la instalación de este horno crematorio, por estar comprobado que emite malos olores y genera emisiones nocivas al aire.

Además, según la ordenanza municipal se exige una distancia mínima de 250 metros desde “el foco de emisión a viviendas o lugares de permanencia habitual de personas”, algo que se incumplía claramente en este caso. De hecho, a escasos metros de la construcción solicitada se encuentra el Instituto El Espinillo, dos parques, varios bloques de viviendas y dos centros comerciales, entre otros espacios incluidos en la ordenanza.

El Área de Medio Ambiente y Movilidad emitió un informe desfavorable sobre la construcción y actividad de este horno crematorio, según nos comunicaron a través de la Junta Municipal del Distrito de Usera en noviembre de 2015. Desde entonces estábamos esperando una respuesta por parte del Ayuntamiento y parece que, por fin, el crematorio no se instalará en nuestro barrio.