El mapa de los horrores urbanísticos de Madrid, una mancha que crece

89

El pasado mes de junio se presentó la plataforma No a Este Plan Urbanístico para dar a conocer los negativos efectos sociales, ambientales y para el patrimonio histórico, del nuevo plan general que había empezado a tramitar el Ayuntamiento de Madrid. Recientemente la alcaldesa, Ana Botella, ha anunciado que renuncia a seguir adelante con el nuevo plan, pero muchas de sus negativas propuestas se están llevando a cabo la vía alternativa de las modificaciones puntuales. La lista de operaciones urbanísticas es muy larga: reforma-demolición del Edificio España y reforma de la Plaza España con centro comercial subterráneo; Operación Mahou-Calderón; Plan Especial de la Quinta Torre Arias; reforma de la Plaza de la Cebada; Operación Canalejas; recalificación especulativa de las Cocheras del Metro de Ventas, Cuatro Caminos y Plaza de Castilla y de las instalaciones de Pacífico; enajenación y recalificación del Parque Móvil de Ministerios en Cea Bermúdez; modificación de la plaza de la Villa de París; venta de las viviendas públicas de la EMVS y del IVIMA a fondos buitres, y un largo etcétera. Para dar a conocer a la ciudadanía esta situación, la Plataforma No a Este Plan Urbanístico ha elaborado un documento gráfico donde se sitúan todas estas actuaciones y se incluye una breve descripción, es el “mapa de los horrores urbanísticos de Madrid”. El mapa, que puede consultarse online y está abierto a nuevas aportaciones, fue presentado el 4 de febrero en un acto que moderó el responsable de Urbanismo de la FRAVM, Vicente Pérez y que desbordó la sala del Ateneo en el que se celebró. Tras la presentación del acto se celebró un coloquio en el que se dieron a conocer en detalle algunos “horrores”, así como el marco general del urbanismo de Madrid.