Gallardón organiza grandes espectáculos en el centro mientras abandona totalmente los barrios populares y a sus vecinos

36

Un espectáculo innovador de luz y sonido ha inaugurado la programación navideña del Ayuntamiento de Madrid. Según el propio consistorio “el espectáculo “Las tres estrellas de la Navidad” es una apuesta por la modernidad y las nuevas tecnologías, que permitirán escribir con proyecciones, música y fuegos artificiales una gran felicitación a madrileños y visitantes sobre un lienzo de excepción: la fachada del Palacio de Cibeles”, aunque teniendo en cuenta el escenario y las enormes columnas desplegadas, parecía más bien el acto de despedida del faraón a las puertas de su flamante palacio ataviado con todo tipo de lujos, en un ejemplo gráfico de lo que ha sido su paso por la alcaldía de Madrid. Mientras en el centro de la ciudad se realizan estos fastuosos espectáculos, y se mantienen también los actos más caros, la iluminación de vanguardia y la Cabalgata comercial, el actual equipo de gobierno de la ciudad de Madrid se olvida de los barrios periféricos, suprimiendo muchas de las actividades de estas fiestas y las tradicionales cabalgatas que recorrían la mayoría de los distritos. Esta supresión de las cabalgatas supone privar a las niñas y niños de estos barrios de una de las actividades que más ilusión despierta en el año, perjudicando también, una vez más, las maltrechas economías de lo pequeños comerciantes en un día tan especial. Resulta insultante que hayan tratado de justificar esta supresión por causa de la crisis, mientras se gastan una fortuna en innovadores espectáculos en Cibeles. Está claro que no se trata de recortes y ahorro, sino de un traslado de fondos, de las actividades para los más necesitados, hacia los bolsillos de los que más tienen. Las Asociaciones de Vecinos integradas en la plataforma “¡SomosMadrid? Barrios por la democracia” denunciamos esta nueva maniobra centralista, y apoyamos las actividades alternativas que se están programando en los barrios con un carácter popular y participativo. Y hacemos un llamamiento a los grupos políticos de la oposición para que se solidaricen con los barrios y rechacen formar parte de la programación navideña oficial que discrimina a la mayoría de los vecinos de Madrid.