La AV La Elipa reclama la intervención de la alcaldesa

118

Por primera vez en 30 años, los feriantes no podrán participar en las fiestas del madrileño barrio de La Elipa por haber quedado desierto el concurso público convocado a tal efecto. Otros años, aunque el concurso hubiera quedado desierto, se llevó a cabo una adjudicación directa que permitió su participación en una de las fiestas más populares de la capital. Pero las dificultades van más allá y afectan, entre otras, a la celebración de la carrera popular, que este año celebra su XXXVI edición. “No se nos dan autorizaciones por escrito para ninguna de las actividades, se nos piden seguros de responsabilidad civil hasta para actuaciones de títeres y nos obligan a presentar memorias, dictámenes técnicos, informes, encuestas de opinión… para todas las actividades con amenazas abiertas de que, de no hacerlo así, se nos cobrarán los servicios o de que si no dejamos todo limpio al terminar nuestra actividad, interpondrán una denuncia”. “Esto último tiene su gracia –remachan– si tenemos en cuenta que esta asociación de vecinos ha participado en los dos últimos plenos pidiendo responsabilidades a la concejala por el estado de suciedad y abandono del barrio”. La asociación vecinal ha enviado una carta a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, para que intermedie entre la entidad y la concejala del distrito de Ciudad Lineal, Elena Sánchez Gallar, a la que acusan de someterles “a un acoso constante y permanente” con la intención de evitar que impulsen sus actividades culturales y deportivas, incluida la organización de las fiestas del barrio, unas fiestas que se están descafeinando por sus continuas zancadillas y que, de no ser por el esfuerzo de la asociación, habrían desaparecido. “No podemos seguir trabajando y esforzándonos –advierte la asociación– mientras se nos acosa y amenaza, mientras nuestro barrio se encuentra en unas pésimas condiciones de limpieza y salubridad, con los pavimentos, aceras y calzadas cuarteadas y levantadas, con los campos de fútbol municipales vacíos mientras a los niños del barrio se les deniega persistentemente su uso sin ninguna razón aparente, y el barrio lleno de nidos de larvas y plagas que están matando buena parte de sus árboles por no haber efectuado el tratamiento sanitario pertinente. Esta plaga es de tal magnitud que las larvas están siendo retiradas por los vecinos a paladas”. Por todo ello, la asociación ha remitido una carta a la alcaldesa de la capital, Ana Botella, para que intermedie con la concejala del distrito a fin de que facilite los trámites para garantizar tanto las actividades de las fiestas como el resto de actividades culturales y deportivas que se desarrollan durante el año. FRAVM