La ruleta ya está girando

71

Todavía no ha puesto Esperanza Aguirre la primera piedra de Eurovegas, pero la ruleta ya ha echado a rodar, la bola gira a gran velocidad y en cualquier momento se detendrá en una casilla, así que hagan sus apuestas, acérquense a la mesa y coloquen sus fichas, que empieza el juego. ¿Cuánto apuestan a que la bola cae en la casilla “Si Adelson no consigue reunir el 70% de financiación que necesita, las administraciones central y regional le avalarán”? ¿Cuánto a que cae en la casilla contigua de “En caso de conseguir la financiación, también le darán avales públicos”? Vamos, señora, no sea tímida, veo que está dudando si colocar sus fichas en el recuadro de “El Gobierno acabará permitiendo todas las excepciones legales que Adelson pida”, o si apostar por el de “En vez de hacer excepciones para Adelson, convertirá en ley sus demandas”. Ah, veo que varios jugadores amontonan sus fichas en la misma casilla: la de “Pagaremos con nuestro dinero todas las infraestructuras que Eurovegas pida”. No se peleen, que hay mucho donde apostar. Ahí tienen otra con premio seguro, la de “Las mafias se están ya frotando las manos”. ¡Total, este es un país donde las mafias locales y foráneas se sienten tan en casa que hasta un padrino quiso comprar el fallido aeropuerto de Ciudad Real para aterrizar sus aviones cargados de coca! Huy, huy, atención, que la bolita ha estado a punto de detenerse en la casilla de “Todo el trabajo que cree Eurovegas será basura”, y ha saltado a otra próxima, la de “Todo el trabajo que se cree en España será basura”. ¿Alguien quiere apostar a que la bolita caerá en la casilla de “El capitalismo nacional hará buenos negocios con Mister Adelson”? ¡Venga, que es ganancia segura! Ahí están ya algunas inmobiliarias propietarias de terrenos en la zona, que desde que el magnate anunció la feliz noticia se han disparado en Bolsa con un burbujeo que recuerda los mejores años de nuestro bendito ladrillo; o las principales constructoras, con cuyos directivos ya se reunieron los crupieres en su última visita a Madrid. Atentos a la bolita, que cada vez va más lenta y parece mostrar querencia por la casilla de “No tardarán mucho otras empresas en pedir el mismo trato que Adelson para sus negocios”. ¡Un momento, un momento, un poco de orden, respeten su turno, que todos no pueden apostar a la misma casilla, la de “Si Eurovegas fracasa, la broma la pagaremos entre todos”. Hagan juego, señores, hagan juego, y no olviden la leyenda inscrita a la entrada de este establecimiento: pase lo que pase, la banca siempre gana. No, eso no está escrito en la puerta del casino. Está inscrito, con letras doradas, a la entrada de España.