Más hospitales pero menos camas públicas en funcionamiento

A día de hoy, de acuerdo con el estudio comparativo realizado por UGT-Madrid, el Servicio Madrileño de Salud, tras una inversión de dinero público en la construcción de 7 nuevos hospitales que hipoteca a los madrileños para los próximos 30 años, tiene en funcionamiento 1,99 camas hospitalarias públicas por cada mil habitantes, las mismas que en 2007 y ligeramente menos que en 2003 (2,01 por cada mil habitantes), cuando Esperanza Aguirre llego a la presidencia de la Comunidad de Madrid. La construcción de nuevos centros hospitalarios, primero 7 en funcionamiento desde 2008 y después 4 más aún en proyecto, sin duda, ha sido una de las principales apuestas de Esperanza Aguirre. La inauguración de los nuevos hospitales en el año 2008, tenía el compromiso de alcanzar su pleno rendimiento a lo largo de 2009; sin embargo, hoy es frecuente ver en ellos módulos completamente diáfanos o con camas instaladas que no disponen de los medios, tecnología, ni profesionales para su funcionamiento regular, lo que acaba en una derivación continua de pacientes a los hospitales tradicionales, de tal manera que la gestión que se hace de la fuerte inversión realiza, no supone una mejora tangible ni perceptible para la ciudadanía madrileña. En definitiva, al tiempo que el Gobierno Regional inauguraba nuevas camas en los hospitales de reciente construcción las cerraba en los hospitales tradicionales, de modo que cuando Esperanza Aguirre llega a la Presidencia de la Comunidad de Madrid en 2003, hay 11.553 camas hospitalarias públicas funcionantes de promedio para 5.723.333 habitantes; en 2007, año anterior a la apertura de los nuevos hospitales, hay 12.143 camas hospitalarias públicas funcionantes de promedio para 6.081.689 habitantes; y en 2009, hay 12.730 camas hospitalarias públicas funcionantes de promedio para 6.386.932 habitantes. En términos netos hay un promedio de 587 camas hospitalarias funcionantes más que en 2007, pero también la Comunidad de Madrid ha incrementado su población en el mismo periodo en 305.243 habitantes, lo que determina que la ratio de camas hospitalarias públicas funcionantes por cada mil habitantes no haya mejorado en 2009 respecto de 2007, manteniéndose en 1,99 y sea ligeramente peor que en 2003 cuando se encontraba en 2,01. Por último, la Comunidad de Madrid está muy por debajo de la media nacional, situada en 2,31 camas públicas por mil habitantes, y es la penúltima Comunidad Autónoma, solo por delante de Cataluña y de la Ciudad Autónoma de Ceuta. En definitiva, manteniendo en volumen actual de población, Madrid necesita 1.300 camas más, para situarse al nivel de las Comunidades con mayor oferta: Extremadura 3,59 camas/1000 hb; Aragón 3,37 camas/1000 hb; Asturias 2,95 camas/1000 hb; Galicia 2,87 camas/1000 hb; Castilla-León 2,83 camas/100 hb; etc. UGT-Madrid considera que el balance de camas públicas funcionantes por cada mil habitantes, computando los nuevos hospitales, no mejora la capacidad hospitalaria de la Comunidad de Madrid, demuestra que en sanidad no hay mejora solo ruido y representa la incompetencia del Gobierno de Esperanza Aguirre para la gestión sanitaria. Fuentes: Instituto Nacional de Estadística (Demografía y población), Consejería de Sanidad (Sistema de información de atención especializada).