Medio Ambiente denegó una gasolinera en Hortaleza de las mismas características que la que se pretende construir en el barrio

93

La Comunidad de Madrid rechazó en 2009 el estudio de impacto ambiental de una gasolinera por estar cerca de las viviendas Los vecinos de Hortaleza vivieron una situación similar a la nuestra en el año 2009. Entonces, la Comunidad de Madrid rechazó el informe de impacto ambiental por no haber quedado justificada la necesidad de ubicar una actividad de este tipo en un emplazamiento en las proximidades de varios bloques de viviendas y equipamientos públicos. La Declaración de Impacto Ambiental fue rechazada porque la actuación se pretendía ubicar en un “área sensible, especialmente por la existencia de amplias zonas verdes y numerosos bloques de viviendas circundantes”. El informe indica que “la ubicación de la estación de servicio, que se encuentra adyacente a zonas verdes, con una importante ocupación por los vecinos de la zona para la realización de actividades relacionadas con el ocio , no resulta la más idónea, en tanto que la construcción de esta instalación provocaría la alteración de un espacio libre cuya finalidad, servir de zona de esparcimiento a la población dentro de las zonas urbanas, se vería afectada con el continuo trasiego de vehículos y el consiguiente incremento en el nivel de ruido”. Un aspecto muy importante de la declaración negativa de la gasolinera de Hortaleza es cuando la Comunidad de Madrid afirma que “el hecho de que la mencionada parcela sea calificada como uso especifico ‘Estación de Servicio” en el Plan General de Madrid no presupone la viabilidad ambiental del proyecto, sino Únicamente le otorga la necesaria viabilidad urbanística”. Las características de esta gasolinera, que fue paralizada hace tres años, son muy similares a la que se pretende levantar en nuestro barrio. En nuestro caso, la cercanía las viviendas, a las zonas infantiles y a las parcelas destinadas a equipamientos como el centro de salud, es todavía mayor que en Hortaleza, por lo que no entendemos que la Comunidad de Madrid no haya rechazado el estudio de impacto ambiental. La asociación ya ha solicitado una reunión con los responsables de medio ambiente para que expliquen los motivos que han llevado a autorizar la construcción de la estación de servicio en el barrio, cuando se ha rechazado en otras zonas de similares características. hortaleza.jpg