Nueva estocada del Ayuntamiento de Madrid a la participación ciudadana

48

“No se trata de un recorte económico, sino de un recorte político y democrático”. Con estas palabras se refería el presidente de la FRAVM, Nacho Murgui, a la decisión del Ayuntamiento de Madrid de cambiar el horario de los plenos municipales, de las juntas de distrito y de los consejos territoriales al mediodía bajo el pretexto del ahorro económico y la conciliación de la vida familiar y laboral tras la reunión que representantes de la Junta Directiva de la federación han mantenido con el portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de la capital, David Lucas. “Es –ha añadido Murgui– una medida incomprensible. En términos de ahorro económico apenas se va a notar porque supone el pago del salario de los funcionarios que cubran esas horas y del pago de la luz que se consume, en el caso de los plenos de las juntas municipales y del Ayuntamiento central una tarde al mes y, en el caso de los consejos territoriales, una tarde cada tres meses. Los costes en materia de participación, sin embargo, son muy altos porque dificulta a la mayoría de la ciudadanía no sólo acudir a los plenos, sino tomar la palabra y llevar a estos espacios de participación sus reivindicaciones y propuestas”. Lucas, por su parte, denunció que la medida es “un estoque de muerte”, “la gota que colma el vaso de la participación”. “¿Quién va a ir a su Junta Municipal a las dos de la tarde?-añadió-. ¿Dónde quedaron las palabras de Gallardón cuando decía que las juntas municipales se convertirían en terminales del Ayuntamiento para fomentar la participación y para responder a las necesidades de la ciudadanía?”. El portavoz socialista anunció tras el encuentro que los grupos municipales del PSOE y de IU han solicitado la comparecencia del vicealcalde de la capital, Manuel Cobo, para que explique el alcance de esta medida y para que rectifique ya que “sólo supone abrir por la tarde las juntas municipales 11 de 365 días al año” y, de lo contrario, “se retrocederá en algo que será difícil de recuperar en el futuro”. La comisión de Participación Ciudadana de la FRAVM, por su parte, acordó en una reunión celebrada ayer convocar un encuentro monográfico para hablar del deterioro de la participación ciudadana en la capital y consensuar las acciones a emprender para defender y ampliar los cauces de democracia participativa conquistados a lo largo de las cuatro décadas de acción vecinal.