Temos que parar la construcción del crematorio

131

El pasado 15 de septiembre se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid y dos días después en el tablón de edictos del Ayuntamiento, la solicitud de licencia para la construcción de un crematorio en la Avenida de los Rosales número 36, junto al Tanatorio de la M40. Este es el segundo intento por parte de la empresa propietaria del Tanatorio, que ya lo intentó en 2002 pero la presión vecinal, con varias manifestación y la entrega de 15.000 firmas, lograron paralizar la construcción. ¿Cómo afecta esta construcción al barrio? Esta actividad, catalogada como potencialmente nociva e insalubre por la Comunidad de Madrid, así como por distintos organismos oficiales a nivel nacional y europeo, llenará el aire que respiramos de altas concentraciones de partículas tóxicas relacionadas con distintas enfermedades. Entre estas partículas encontraremos principalmente dioxinas, furanos y vapor de mercurio, así como otras partículas igualmente tóxicas provenientes por ejemplo, de distintos tratamientos médicos sufridos por el difunto, de productos como prótesis o marcapasos que se puedan hallar dentro del cuerpo a incinerar o de los diferentes elementos utilizados para la construcción o adorno del féretro. Todas estas partículas tóxicas quedarán suspendidas en el aire y acumuladas en nuestro entorno como en parques y jardines. Además, al hedor que ya sufrimos por las depuradoras habrá que añadir el mal olor que inundará nuestro barrio, como ya está pasando en otras zonas con este tipo de instalaciones. Por tanto, empeorará considerablemente la calidad de vida del barrio y además supondrá un nuevo riesgo para la salud de nuestras familias una vez empecemos a absorber estas toxinas de nuestro entorno. ¿Qué podemos hacer para evitarlo? Ya está bien que el sur de la ciudad sea el lugar donde se colocan este tipo de instalaciones que nadie quiere. Tenemos la depuradora de La China, de La Gavia, de Butarque, el río abandonado y la incineradora, aunque algo más alejada, también se deja sentir en muchas ocasiones. Tenemos que hacer todo lo que esté en nuestra mano para evitarlo, porque una vez empiece la construcción será muy difícil pararlo. Hay veinte días desde el 16 de septiembre para presionar y que el Ayuntamiento de Madrid deniegue la licencia. Para ello os convocamos a una ASAMBLEA VECINAL el próximo VIERNES 25 DE SEPTIEMBRE a las 19:30 horas en las PISTAS DE PATINAJE de la calle BERROCAL. Allí informaremos sobre la situación del expediente y decidiremos entre todos las medidas a adoptar. Mientras tanto, se ha abierto una propuesta online en Decide Madrid, el nuevo portal que recoge las iniciativas de los vecinos, en contra del crematorio: https://decide.madrid.es/proposals/1913, donde podéis hacer llegar vuestro voto. Es fundamental la participación y movilización de todos los afectados porque el futuro de nuestro barrio está en juego. Contamos con vuestra presencia.