Transcripción y respuesta a los ataques y falsedades expresados por la concejala Concha Chapa en el pleno de diciembre de la Junta Municipal de Villaverde en relación a la Cabalgata Popular

497

Transcribimos literalmente la intervención de la concejala del distrito, Concha Chapa, contestando a una pregunta del Grupo Municipal Mixto “interesando conocer cómo piensa esta Junta Municipal de Distrito realizar las tradicionales cabalgatas de Reyes en los distintos barrios del Distrito de Villaverde estas próximas navidades teniendo en cuenta que la licitación para la cabalgata de Reyes de Villaverde Oeste (Villaverde Alto) ha quedado desierta”. Añadimos a la misma nuestra contestación, ya que no tenemos otra forma de hacerlo.

Primera intervención de Concha Chapa:

“Pues mira, yo le agradezco que me haga esa pregunta, porque me sirve para anunciarle a todos que a pesar de que la cabalgata, como dice Villaverde Oeste, que comprende los barrios de Villaverde Alto y de Los Ángeles, ha quedado desierta hasta por tres veces, los Reyes Magos van a estar en todos los barrios el próximo 5 de enero, de una manera o de otra. Me pregunta cómo lo vamos a hacer? Pues se lo voy a explicar. Una vez que se ha conocido que el contacto de la cabalgata de Villaverde Oeste quedó desierto por tres veces, como le decía, reunimos a todas las entidades vecinales interesadas en participar, a las que se les informó de esta circunstancia, poniéndole, poniéndonos a su disposición para que con ellas buscar la mejor solución y que la mitad del distrito no se quedara sin cabalgata. Y en dicha reunión, y ya le digo que el pliego así lo contempla, las asociaciones presentes propusieron dividir el recorrido de la Cabalgata Villaverde Este en dos y que se realizarán tres kilómetros en el este y tres kilómetros en el Oeste”.

 “Y así mismo, y ya que las asociaciones de Villaverde se habían negado a participar por estar en desacuerdo con un modelo que elimina las subvenciones nominativas, que me imagino que por ahí irán los tiros de su pregunta, pues  las entidades presentes en la reunión nos pidieron que negociásemos con la empresa adjudicataria cambiar el sentido de la cabalgata y que en lugar de terminar en Butarque, lo hicieran en Villaverde Alto. Y así hemos hecho. El recorrido de Villaverde Oeste ha sido decidido con el acuerdo unánime, unánime, de todas las entidades presentes y el recorrido de Villaverde Este lo han hecho, lo han decidido los técnicos de la Junta Municipal al no haber interlocutores con quien debatirlo. Así es que de este modo, para llevar a cabo esta solución propuesta por las asociaciones, hemos tenido que optar por suprimir la cabalgata en San Cristóbal de Los Ángeles, que ya me lo adelantará, pero que por motivos técnicos, al ser una cabalgata tres kilómetros es imposible. Pero sin embargo no se van a dejar a los niños porque es una cuestión de niños y no por una cuestión política”.

En esta parte de la intervención la concejala admite que va a modificar a su antojo los recorridos de los diferentes lotes que salieron a licitación, algo totalmente irregular y que ya ha sido puesto en manos de los abogados vecinales.

 Se escuda en una reunión en la que no se convocó a todas las entidades, donde no existía orden del día y de la que no se conoce acta alguna. Pero seguimos con la intervención de la concejala.

Si ustedes la quieren politizar, bueno, pues como siempre, como cada año llega diciembre y politizan la cabalgata y lo que haga falta. Pero bueno, para no dejar ni a Cristóbal sin Reyes Magos, allí se va a realizar una grandísima recepción de Sus Majestades con un espectáculo infantil y también se hará Marconi, como viene siendo tradicional. Y ahora espero a que este me responda.

Lo peor llega en la segunda intervención porque la concejala aprovecha que es la última en hablar, y que nadie le puede rebatir, para llenar su discurso de mentiras, falsedades y descalificaciones sobre el movimiento vecinal sin que ni siquiera el grupo político que presenta la pregunta puede rebatir, ya no digamos las propias entidades atacadas.

“Por supuesto que son buena gente. Desde luego, toda la gente de Villaverde, pero no todo el distrito ni toda la población de Villaverde son las representadas por algunas asociaciones que se niegan a este nuevo modelo de la Junta Municipal. Que si quiere que hablemos de modelos, vamos a hablar de modelos participativos.

 El modelo participativo que defiende esa esa asociación por la que usted habla hoy aquí y que parece que también le gusta ese modelo, suponía para para que todo el mundo quede informado, porque había AMPAS que el otro día alucinaban por lo que era el proceso participativo que ustedes estaban defendiendo, pensando que era otra cosa.

Les voy a explicar en qué consistía ese modelo participativo, en otorgar subvenciones nominativas a entidades, es decir, darles dinero público a dedo, para que ellas organizaran con ese presupuesto su propia cabalgata. Y esto se traducía en que esas entidades, también a dedo, terminaban contratando con el dinero de todos, sin ningún tipo de control ni transparencia a una empresa para que les organizara la cabalgata. Y luego colgaban sus pancartas en las carrozas como si las hubiesen hecho ellos”.

Aquí la concejala define las subvenciones nominativas como dar dinero público a dedo. Ella sabe perfectamente que esto es mentira, que las subvenciones nominativas están perfectamente regladas en la Ley General de Subvenciones y que se otorgan en todas las administraciones, en la estatal, la autonómica y la municipal

 Hay que indicar que en esta legislatura, como en todas, el Ayuntamiento de Madrid ha otorgado cientos de subvenciones nominativas (345 por valor de más de 8 millones en 2021, 174 por valor de más de 16 millones este año y los presupuestos para 2023 recogen 28 millones para el próximo año). Por supuesto la concejala Concha Chapa siempre ha votado a favor de estas “subvenciones a dedo”.

Dice que con ese dinero se terminaba contratando con el dinero de todos, sin ningún tipo de control ni transparencia a una empresa para que organizara la cabalgata para que luego colocar las pancartas como si las hubiéramos hecho nosotros. Esto es simplemente una mentira premeditada y malintencionada como un castillo. Primero porque todas las subvenciones han sido correctamente justificadas presentando todas las facturas hasta alcanzar el importe otorgado (que era de 59.500 euros en los últimos años, mucho menos que lo que se gasta ella en licitar una cabalgata que queda desierta). El listado de facturas está en los expedientes y es una relación inmensa donde se puede comprobar fácilmente que no existe una empresa organizadora y que todo se realizaba con el trabajo de las entidades (obviamente no fabricamos carrozas, ni vehículos, ni generadores, todo se contrataba por separado). Esto no es solo un ataque gratuito a las asociaciones vecinales, sino también a las AMPAS y clubes deportivos que han venido participando en la organización de la Cabalgata Popular.

Pero el colmo de esta acusación sin sentido es que la persona que ha aprobado la justificación de las subvenciones que se nos dieron es Concha Chapa, la misma que habla de falta de transparencia. ¿Ha aprobado unas justificaciones cuando cree que ha habido falta de transparencia? Sigamos con la intervención

“Eso es lo que estaba pasando. Ese es el modelo que usted defiende. Y mire eso de participativo no tiene nada. Participativo, es colaborativo, es participativo, tiene muy poco, de transparente, muchísimo menos. Y de económico si quiere hablamos de lo económico porque solo era para ellos, porque todos los madrileños pagaban la fiesta de unos pocos. Ese es el proceso participativo. Para unos pocos el dinero de todos haciendo lo que les parece oportuno. Aquí subvenciones nominativas a dedo, desde luego, desde el año 2019, desde junio 19 no se dan. Sé el coste que tiene, eso claro. Llegan las cabalgatas, llegan las navidades y ya sé que me va a costar eso y que van a estar de uñas, pero que no se van a dar ni se da, ni se dan, ni se van a dar subvenciones a dedo mientras yo esté aquí. Lo siento. En mi pueblo una cabalgata participativa es aquella que llega a las entidades que se quieren disfrazar, coge su remolque, utilizan el dinero de la propia asociación para construir su carroza y colaboramos entre todos”.

Con todas las mentiras que dice en su intervención, dudamos que haya participado alguna vez en la Cabalgata de su pueblo. Para empezar, subvenciones nominativas votadas a favor por la concejala se dan todos los años, no en Villaverde, pero sí en el pleno central y en otros distritos. Nos hubiera gustado verla así de valiente cuando le tocó votar a favor de las subvenciones nominativas en Ayuntamiento de Madrid. Sigue intentando hacer creer que se trata de algo poco transparente, cuando es algo totalmente reglado.

En cualquier caso, está bien recordar que, aunque ella no lo conozca, la Cabalgata Popular comenzó a organizarse como en su pueblo cuando el año 2011 el Ayuntamiento de la capital anunció que, con motivo de la crisis económica, las cabalgatas de los barrios de la periferia se suprimían dejando únicamente la de distrito centro. Y se hacía no solo sin un euro de dinero público, sino que se intentaba boicotear denegando los permisos todos los años, pero gracias a la solidaridad y generosidad del vecindario y del pequeño comercio se pudieron sacar adelante los desfiles.

Esta cabalgata financiada por las propias entidades y vecinos participantes se repitió durante años hasta que en el año 2015 la Junta Municipal de Villaverde ofreció la firma de una subvención nominativa que permitiera poner fin a la penuria económica y precariedad de recursos y dignificara el desfile, el trabajo y ofreciera los medios para tener la cabalgata que Villaverde merecía, convenio que fue eliminado nada más llegar el nuevo equipo de gobierno y que recordemos que con menos dinero del que se gasta en la licitación que nos ocupa, nos permitía dotar a los barrios de San Cristóbal, Villaverde Bajo y Butarque de otras actividades culturales como los Carnavales, el Día del Libro y el festival Titiriverde. 

Además, aquí introduce por primera vez un concepto muy peligroso, “para unos pocos el dinero de todos haciendo lo que les parece oportuno”. Como todo el mundo en Villaverde sabe, y ella también, aunque nunca lo haya visto, la Cabalgata Popular concentraba decenas de miles de personas todos los años con un desfile que no tenía nada que envidiar a los que se organizan con el doble de dinero. Pero es mejor acusar de “dinero para unos pocos” para seguir acrecentando el mito de “los chiringuitos” que tanto le gusta utilizar a la extrema derecha cuando se trata de dar subvenciones al movimiento vecinal.

“Incluso el Ayuntamiento les da algo de dinero para poder hacerlo. Es un proceso participativo en el que todo el mundo participa, pero no, esto es una licitación pública y las cabalgatas se hacen por licitación pública y no se dan subvenciones nominativas ni cheques en blanco a asociaciones para que hagan qué, ¿su propia cabalgata? ¿y eso es más económico, eso es más limpio y más transparente? Eso es lo que usted defiende. Ese es el modelo. ¿Vamos a confrontar modelos? pues es el de la licitación pública y el de un cheque en blanco para hacer lo que se quiera. Ya está. Ahora que hemos suprimido esas subvenciones a dedo y sacamos a licitación pública dos cabalgatas para que el distrito de forma totalmente transparente, las empresas interesadas las puedan organizar, se presentan a un concurso libre, garantizando así que el dinero de todos se va a gastar en aquella empresa que presente la mejor oferta y ya está. Que la Cabalgata Oeste no termina de ser atractiva ni competitiva desde el punto de vista económico para las empresas, Pues tendremos que estudiar por qué. Pero eso es otra cuestión”.

Aquí vuelve a insistir en la idea del “cheque en blanco”, para que hagan “su propia Cabalgata” (a la que asistían decenas de miles de vecinos y vecinas. Pone en un lado el chiringuito que usa el dinero de todos en beneficio propio de unas pocas personas, y la licitación que es un modelo limpio y transparente.

Hay que recordar que la licitación pública, que es un mecanismo de contratación legal y transparente, consiste en que una empresa privada se presenta a un concurso público y realiza la mejor oferta de entre todas las que concurren para realizar la cabalgata de acuerdo con un pliego de prescripciones técnicas. Aquí sí que el objetivo de la empresa es el ánimo de lucro, por supuesto, tienen todo el derecho, pero en el caso de las subvenciones nominativas hasta el último céntimo tiene que ser justificado con una factura que lo avale (aquí se pueden ver las facturas del año 2018 y 2019, más transparencia imposible).

22 entidades del distrito firmaron un documento solicitando a la concejala que volviera al modelo que existían en la legislatura pasada, pero ¿por qué se niega la concejala?, pues muy fácil, y así nos lo han reconocido más de una vez, porque Vox impuso en el acuerdo de investidura al que llegó con el PP y Ciudadanos que no se dieran subvenciones nominativas a las entidades vecinales, pero en lugar de decir esto, pues se inventa todo un discurso de odio lleno de mentiras.

¿Y por qué le fastidia tanto lo que está pasando?, ¿por qué modifica el recorrido para llevarlo a Villaverde Alto? Porque al final son las entidades sociales y vecinales que participan en las cabalgatas las que aportan a las personas que suben y hacen de seguridad de las carrozas y como las entidades de Villaverde Este nos negamos a participar con este modelo y las del Oeste dicen que no van a participar si la cabalgata no pasa por sus barrios, hace una modificación que nosotros consideramos absolutamente ilegal (y que vamos a recurrir y denunciar si es necesario) para que el desfile se pueda llevar a cabo perjudicando gravemente al barrio de San Cristóbal, por donde no va a pasar la cabalgata, y al de Butarque que le quita la parte principal del recorrido al no pasar por la calle Berrocal y deja de ser punto de llegada.

¿Y qué vamos a hacer para que los niños y niñas de Butarque no se queden sin Cabalgata, o que tengan una versión muy reducida?, pues además de presentar el recurso, hemos solicitado permiso para organizar la Cabalgata Popular como lo hicimos los primeros años, alquilando camiones de chatarra y sacándolos con las luces que logremos gracias a la aportación de la gente y el pequeño comercio, como se hacía en el pueblo de Concha Chapa. Estamos esperando que se nos conceda el permiso por parte de la Junta Municipal porque desde luego no vamos a consentir lo que se ha propuesto lograr.

Exigimos además una rectificación pública por parte de Concha Chapa. Que las asociaciones disientan de la decisión política de suprimir el convenio no es excusa para la mentira y la incitación al odio. Nunca en Villaverde se había vivido un clima de enfrentamiento hacia el tejido asociativo como el que estamos viviendo y no vamos a consentirlo.