Abandono y descuido en las zonas verdes de los nuevos barrios

456
Vegetación que crece sin control, alcorques sin desbrozar, terrenos secos… Esa es la precaria situación que viven en la actualidad las zonas verdes de muchos puntos de Madrid. El abandono y el descuido que sufren es una problemática que afecta sobre todo a los nuevos barrios de la capital como Valdebebas, Sanchinarro, el Ensanche de Vallecas o Butarque, como han denunciado los vecinos y ha comprobado este diario.
El desarrollo con más carencias en los servicios de mantenimiento y conservación municipal es Valdebebas, en el distrito de Hortaleza, donde ya residen más de 7.000 personas. “Hemos contactado con el Ayuntamiento e incluso hemos escrito a la propia Inés Sabanés (delegada de Medio Ambiente y Movilidad), pero no obtuvimos ninguna respuesta. Es una vergüenza como está Valdebebas. Pagamos un IBI altísimo y carecemos de los servicios básicos. Parece que tendremos que trasladarnos más al sur para que nos hagan caso”, asegura Liliana Ávalos, presidenta de la asociación de vecinos de Valdebebas. Sin embargo, para los vecinos lo que más preocupa no es la estética del barrio, sino la seguridad: “Hay zonas en las que la vegetación está muy alta y ha invadido la calzada. Esto supone un peligro porque si vas en coche no puedes ver si un niño pequeño está cruzando el paso de peatones, con el consiguiente riesgo de atropello”.
En el mismo distrito, Sanchinarro también presenta deficiencias en sus zonas verdes. “El barrio está totalmente abandonado. Estamos pagando por un servicio que no nos están dando. No sabemos cuál es el problema. Sabemos que en Hortaleza hay zonas con más carencias, pero le pediría a los responsables municipales que miren también al otro lado de la carretera”, explica desde la asociación vecinal del barrio su vicepresidenta, Elena Gómez. En Butarque, en el distrito de Villaverde, los vecinos están igual de hartos: “Hay bastante dejadez en este tema. Estamos hartos de avisar constantemente al Ayuntamiento para que haga el mantenimiento”, sostiene Verónica Parra, portavoz vecinal.

Vallecas, un secarral

La situación en el Ensanche de Vallecas (Villa de Vallecas) es peor. La falta de riego ha provocado que el barrio parezca un secarral, sobre todo en el parque de La Gavia, proyectado como el pulmon verde del sureste y sede de los frustrados Juegos Olímpicos de Madrid 2016. La explicación es que las zonas verdes aún no están terminadas por completo. Ese es el motivo por el que el Ayuntamiento aún no había recepcionado su cuidado. “Ahora el Ayuntamiento está retomando la plantación y la instalación del servicio de agua reutilizada”, señala Rosa María Pérez, presidenta de la AA VV del Ensanche. La Junta de Compensación entregó el desarrollo en 2009 sin la instalación de las tomas de agua regeneradas.
20minutos se ha puesto en contactó con el Ayuntamiento de Madrid para conocer su posición. Desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad afirman que «los contratos integrales han supuesto un gran desaclabro» tanto desde punto de vista económico como en el de la gestión y han avanzado una inversión de 1,6 millones de euros en el ajardinamiento del Pau de Vallecas y la remodelación completa de La Gavia. Sin embargo, no han concretado actuaciones para los otros barrios.
La conservación y mantenimiento de los espacios verdes y el arbolado de la capital está separada en dos grandes contratos, ambos impulsados por la exalcaldesa Ana Botella (PP) con el objetivo de cuadrar las cuentas municipales. Por un lado, el popular contrato integral de limpieza y conservación de espacios públicos y zonas verdes, que se adjudicó en 2013 por ocho años con una rebaja de casi el 20% sobre el precio de licitación (2.317 millones de euros). Por otra parte, Botella dio el visto bueno en 2012 al contrato integral para el cuidado de parques y jardines por un período de tros ocho años. El servicio se licitó por 386 millones, pero las empresas ofertaron a la baja (una media del 26,6%) y el Consistorio consiguió cerrarlo por 278 millones, 108 menos. Estos acuerdos exigían cumplir unos objetivos, aunque sin fijar un número mínimo de operarios.

Fuencarral, el distrito con más avisos

En términos generales, la situación de las zonas verdes de la capital ha empeorado en lo que va de año. Según datos del portal municipal de avisos ciudadanos, entre enero y agosto —último mes disponible— se han producido 2.051 quejas relativas a la limpieza y el desbroce en zonas verdes, un 19,5% más que en el mismo periodo del año anterior (1.715). Los distritos con más reclamaciones han sido Fuencarral-El Pardo (264), Latina (248), Carabachel (236) y Hortaleza (201).