Ana Botella también viene “de incógnito” a inaugurar el deportivo de la calle Estefanita

Como ya sucediera con Ignacio González la pasada semana, Ana Botella acudió rodeada de un importante séquito a inaugurar el deportivo de la calle Estefanita “María de Villota”. Y como también hizo el Presidente de la Comunidad, no invitó a [email protected] [email protected] y lo anunció apenas dos horas antes de llegar para evitar encontrarse con gente del barrio. Debería ser bastante frustrante para un gobernante, tener que ir a inaugurar equipamientos a los barrios, por sorpresa, sin avisar, rodeados de su gente y con la presencia de antidisturbios para evitar el cuerpo a cuerpo con las personas a las que en teoría representa. A pesar de los esfuerzos para que nadie se enterara, una veintena de [email protected] se congregaron en la puerta con una pancarta que pedía equipamientos deportivos dignos para el barrio, que no se privatice el nuevo deportivo, que se construya una segunda fase con piscina y pabellón cubierto y la instalación de césped en el campo de fútbol de la Avenida de los Rosales. Pero aunque el despliegue fue similar, la actitud de la alcaldesa fue muy diferente a la del Presidente de la Comunidad. Al terminar el acto, Botella salió a hablar con los vecinos, algo que no hizo Ignacio González. Verónica Parra, presidenta de AVIB, tuvo ocasión de hablar con Ana Botella y explicarle los motivos por los que estaban en la puerta. La Alcaldesa se mostró extrañada por la falta de césped en el campo de la Avenida de Los Rosales y de hecho le preguntó al Concejal del distrito “¿por qué no se lo haces?”, a lo que el Concejal contestó que “costaba mucho”. Botella tampoco entendía la reivindicación de la piscina cubierta, “si aquí todos tenéis piscina”, dijo, y hubo que explicarle que pedíamos una piscina cubierta. La Alcaldesa se marchó con el compromiso de revisar lo del césped del campo de fútbol y sobre la ampliación del deportivo dijo que “poco a poco”. Aunque poco podrá hacer, al menos se vio obligada a escuchar a la gente.

Compartir
Artículo anteriorEl 1 de marzo volvemos a Sol para exigir la segunda fase del instituto
Artículo siguienteCharla sobre el recibo de la luz