Autocontrol ve “engañoso” que Metro compare billetes distintos

67

La Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial Autocontrol ha emitido un dictamen no vinculante en el que afirma el carácter “engañoso” de la campaña del ‘Más por Menos’ de Metro por comparar billetes de diferentes prestaciones pero no por omitir los que los salarios mínimos de las ciudades que aparecen en los carteles son superiores, ya que es un hecho “ampliamente conocido”. En el dictamen, al que ha tenido acceso Europa Press, se analizan a petición de un particular dos posibles causas de publicidad engañosa en la campaña. Así, en el primero de los casos, el referente al precio de los billetes, Autocontrol dice que “la comparación de precios en la publicidad analizada no se lleva a cabo en términos homogéneos, ya que las prestaciones de los billetes comparados no son las mismas”. “El billete de Madrid permite realizar un único viaje, mientras que algunos de los de los demás metros permiten viajar todo el día o hacer trasbordos combinados durante un periodo de tiempo”, añade. Seguidamente, subraya que el eslogan ‘Más por Menos’, en el contexto analizado, “podría ser entendido por un consumidor medio normalmente informado y razonablemente atento y perspicaz en el sentido de que, por un precio inferior, el billete sencillo de Metro de Madrid permite acceder a mayores prestaciones que los restantes, cuando la realidad no es ésta”. OMITIR SALARIOS MÍNIMOS En cambio, Autocontrol explica en su dictamen que omitir los salarios mínimos aplicables en los países que aparecen en la comparativa en la que se basa la campaña de publicidad no llama a engaño. “En lo que respecta a la publicidad analizada, este Jurado considera que la omisión de cualquier referencia al nivel de vida, al poder adquisitivo, o al salario mínimo vigente en las otras ciudades que se citan en la publicidad no es apta para desencadenar el engaño de los consumidores”, indica el dictamen. Así, añade que es un “hecho ampliamente conocido por los consumidores que el poder adquisitivo es superior en todas las ciudades recogidas en la tabla comparativa (París, Nueva York, Estocolmo, Berlín, Ámsterdam, Oslo y Londres)”. Así pues, establece que “no parece probable que pueda llevar a engaño a un consumidor medio el hecho de que se omita en la publicidad una circunstancia (el alto nivel adquisitivo de los países comparados) que resulta notoria y ampliamente conocida para aquellos consumidores”. “Por lo tanto, cabe desestimar el engaño desde esta perspectiva”, indica. METRO MUESTRA SU “RESPETO” AL DICTAMEN Fuentes de Metro de Madrid han manifestado a Europa Press que respetan el dictamen de Autocontrol aunque han insistido en defender esta “campaña informativa que pretende poner en valor los servicios” que ofrece Metro a sus usuarios. En esta campaña, Metro de Madrid compara el precio del billete sencillo (1,5 euros) con la cantidad que se paga en los suburbanos de otras ciudades del mundo. Decenas de los carteles de la campaña han aparecido con anotaciones hechas por gente anónima. En la mayor parte de los casos, aparecía una columna adicional comparando los salarios mínimos de las correspondientes ciudades. Algunos dirigentes regionales como la consejera de Presidencia, Regina Plañiol, han salido en defensa de la campaña al considerar la comparativa con los salarios mínimos “demasiado básica para comparar los índices de bienestar, económicos entre un país y otro”. “Hay que tener en cuenta el nivel de cobertura de la Seguridad Social, el nivel de impuestos, lo que es el coste de la vida, además del nivel del sueldo. Acaba de aparecer que España es uno de los países más felices del mundo, con lo cual algo será”, dijo la consejera hace sólo unos días. EUROPA PRESS MADRID