Boetticher, 14 años de retraso

84

El Grupo Municipal de IU en el Ayuntamiento de Madrid ha denunciado el mal estado en el que se encuentra la antigua fábrica de ascensores Boetticher y Navarro ubicada en el distrito de Villaverde. Donde debía haber un centro tecnológico, anunciado bajo el nombre de Catedral de las Nuevas Tecnologías, “hay escombros y basuras”. El proyecto, según la denuncia de IU, acumula un retraso de 14 años. Los autores de la reforma, Lizasoain y Churtichaga, preveían terminarla en 2011. En la vieja factoría, en la Gran Vía de Villaverde, se fabricaban ascensores y elevadores mecánicos. La nave, conocida como la catedral Torroja por el célebre ingeniero Eduardo Torroja que la diseñó, permanece abandonada desde 1992, cuando la empresa se declaró en quiebra. En septiembre de 2003, el Consistorio acordó con representantes de la empresa en quiebra, Boetticher y Navarro, traspasar la nave y sus zonas anejas a propiedad municipal. El acuerdo recoge la cesión al Ayuntamiento de 13.400 metros cuadrados de zonas verdes y 15.000 de viarios. En su web aquímadriZ, el portavoz de IU, Ángel Pérez, recuerda que “14 años y varios cargos han pasado” desde que el entonces presidente de la Comunidad, Alberto Ruiz-Gallardón, anunciara la rehabilitación de la nave para convertirla en la catedral con la idea de que se convirtiera en motor de dinamización del distrito de Villaverde. Las obras “marchan”, asegura sin embargo el Ayuntamiento de Madrid. El coordinador general de Economía y Participación Ciudadana, Javier Conde, afirma que la actuación municipal ha permitido “no solo que no se retrase sino que se hayan ganado varios años y acortado plazos” en el proyecto. Eso sí, ha admitido el retraso y ha precisado que el plazo de finalización de las obras se ha ampliado de diciembre de 2011 al próximo 29 de febrero. Conde ha explicado además que las cuestiones jurídicas y urbanísticas de la operación han requerido un esfuerzo de coordinación importante. En febrero, por tanto, termina la obra civil, pero aún queda por delante el acondicionamiento del interior y la urbanización del exterior. La empresa Bynsa, propietaria del ámbito urbanístico, es la encargada de esa urbanización. Conde calcula que aún se puede prolongar otros ocho meses. El coordinador de Economía ha añadido a Europa Press que la Catedral de las Tecnologías está ya en marcha con “cinco satélites que la nutren de ideas”: Cibal, Hogar Digital, Madrid on Rails, el Centro de Innovación para pymes y el Centro Social Alvarado. Primera piedra “a bombo y platillo” En junio de 2006, se informó de que las obras, con un presupuesto de 20 millones, comenzarían al año siguiente y debían estar acabadas en 2008. El proyecto Banda Ancha ganó el concurso de ideas convocado para rehabilitar la nave y la parcela, de 68.782 metros cuadrados, pasó de uso industrial a equipamiento singular. Se esperaba que se convirtiera en un punto de referencia para las nuevas tecnologías y que impulsara una industria puntera en avances científicos y tecnológicos en Villaverde. El plan respetaba la estructura original del edificio y junto a ella se levantaría otro edificio de gran altura, de unas 20 plantas, para la Fundación para la Innovación, un organismo para fomentar las tecnologías de la información. El inmueble también albergaría un vivero de empresas. basadas en tecnología. El proyecto contemplaba la creación de espacios públicos y el mantenimiento de las zonas ajardinadas. En abril de 2009 -continúa la denuncia de IU- se colocó “a bombo y platillo” la primera piedra de este proyecto que, según las previsiones, estaría terminado en marzo de 2010, fecha que después se retrasó hasta diciembre de 2011. A día de hoy, sin embargo, ese compromiso “no se corresponde con la realidad”, subraya Pérez. Los “escombros y basuras rodean el entorno de la nave” y la impresión es que el proyecto “va para muy largo”. El portavoz de IU reafirma la apuesta de su grupo por este proyecto y acusa al equipo de Gobierno municipal de potenciar las inauguraciones puntuales más que los planes industriales serios.