Crónica, galería de fotos y vídeos de llegada 2015

112

Aunque el tiempo amenazaba con lluvia, finalmente solo se produjo durante las últimas tandas de las carreras infantiles, y mientras algunos niños aún recibían sus obsequios por haber participado.

Desde las siete de la mañana los voluntarios de la carrera estuvieron trabajando para que a las 9:30 comenzara la carrera de adultos. 10 kilómetros por las calles del barrio, incluido un tramo por el Parque Lineal.

Los 600 dorsales disponibles se agotaron unos días antes. El más rápido de todos los participantes fue, como ya ocurriera en la primera edición, Raúl Granjo Urbina con un tiempazo de 33’30’’, seguido de César Rízquez (36’50”) y Jonatan Chavez Moral (37’18”), ambos del C. D Bielas. En la categoría Femenina la ganadora fue Ninfa Quevedo, del Club Pradolongirls, con un tiempo de 43’09’’, seguida de Elena Motos Sánchez, del C. D Bielas, con un tiempo de 45’13”, y de Sonia Almodóvar (45’30”), del mismo equipo.

Corriendo por la salud y las enfermedades raras

La carrera de este año volvió a reivindicar la necesidad de que se construya un centro de salud en el barrio, – el año pasado el lema fue “Centro de Salud YA”, puesto que continúa siendo uno de los equipamientos más necesarios y demandados por los vecinos. En esta tercera edición la organización de la Carrera Popular de Butarque-Villaverde ha colaborado además con la asociación “Duchenne Parent Project España”, una organización declarada de “Utilidad Pública” que busca la cura de la Distrofia Muscular de Duchenne y Becker. Esta enfermedad es una de las denominadas “enfermedades raras”, pues afecta solamente a 1 de cada 3.500 niños. La asociación puso un stand en el que ofreció información acerca de esta enfermedad y vendió diferentes productos (camisetas, gorras, pulseras), cuya recaudación será íntegramente destinada a financiar estudios científicos para la cura de esta enfermedad.

Carreras infantiles

Más de 400 niños, a los que se les dio el dorsal con el número 1, tomaron parte de estas carreras, en las que participaron en diferentes turnos niños de entre 4 y 12 años. Al finalizar, todos ellos recibieron una medalla, un refrigerio y un pequeño obsequio consistente en un juego de lápices con semillas. También los adultos recibieron la tradicional “bolsa del corredor”, con productos de los patrocinadores de la carrera.

Desde aquí queremos agradecer su colaboración a todos los implicados en la organización: Grupos de corredores del barrio, comercios colaboradores, patrocinadores y [email protected] [email protected], ya que con su trabajo de estos meses, se ha conseguido que todo se haya desarrollado sin incidentes reseñables, con muy buen ambiente y un excelente resultado, según las opiniones que nos estáis haciendo llegar. Sin embargo, si hay algún aspecto que os gustaría cambiar, o alguna sugerencia para las próximas ediciones, no dudéis en decírnoslo, porque eso es lo que nos puede ayudar a mejorar.