El Ayuntamiento de Madrid no paga las subvenciones para la atención a las personas con discapacidad desde hace 9 meses

60

El Comité deja claro que está “harto” de financiar a la administración. El perjuicio que ocasiona este retraso ha sido denunciado reiteradamente sin que el Consistorio madrileño haya adoptado ninguna medida para solventar este incumplimiento. La situación dificulta seriamente la gestión de programas y servicios que atienden a las personas con discapacidad. Desde el Ayuntamiento trasladan que pagarán aunque no saben cuándo. Mientras, los bancos reclaman a las organizaciones el dinero prestado para hacer frente a esta situación. El Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid, CERMI Comunidad de Madrid, lanza un aviso al Excelentísimo Ayuntamiento de Madrid para solventar una situación, cuando menos irregular, producida por el incumplimiento del pago a realizar de determinadas subvenciones, contratos y/o convenios para asociaciones del sector de la Discapacidad que atienden al colectivo a través de centros ocupacionales o programas de respiro familiar entre otros. Las asociaciones, confiadas en el buen fin de las solicitudes aprobadas, iniciaron su año laboral fiando su actividad a la recepción de las subvenciones aceptadas. El hecho de no haberlas recibido aún coloca a estas asociaciones en un momento difícil pues han tenido que financiarse con créditos bancarios, lo que supone cargar anómala con un coste financiero que ni estaba previsto, ni se puede repercutir. Esta situación pone en grave riesgo la posibilidad de que las organizaciones de la discapacidad que gestionan programas y servicios hacia este colectivo, puedan seguir haciendo frente a las relaciones laborales que tienen asumidas con el personal contratado, en aras de cumplir lo acordado con el Ayuntamiento de Madrid. “Es curioso que el Ayuntamiento no pague a las organizaciones y estas tengan que seguir realizando el gasto para su posterior justificación, sin haber recibido ni un solo euro de la administración local. Las organizaciones de la discapacidad están cansadas de actuar como entidades bancarias sin tener un solo euro y arriesgando su único patrimonio centrado, única y exclusivamente, en su responsabilidad de atender a un colectivo tan importante como el de las personas con discapacidad”. Si el ayuntamiento está mal, que ellos arbitren soluciones alternativas con las entidades financieras para hacer frente a sus obligaciones. Para el Comité: “es muy difícil plantear las actividades de una asociación del sector de la Discapacidad si el presupuesto, sin aviso alguno, va a tardar más de 9 meses en librarse. Por el contrario, la Administración siempre paga, pero en este caso concreto de las subvenciones al sector, no saben cuándo, lo que está generando una gran incertidumbre en las organizaciones y los trabajadores que atienden a las personas con discapacidad. Hablamos de cosas muy serias, ellos mismos, están poniendo en tela de juicio el estado actual en el que se encuentra el Ayuntamiento de Madrid”. El sector de la discapacidad es un sector muy sensible al que hay que atender. “Algo debe marchar muy mal en la economía de nuestro Ayuntamiento cuando la realidad se impone, impidiendo al Consistorio cumplir con sus obligaciones más perentorias. Pero aún es peor esta incertidumbre en la que nadie parece responsabilizarse de esta circunstancia de aparente “caja quebrada”. Deseamos una pronta resolución de esta situación ya que no descartamos otro tipo de medidas. ” comenta el Comité. Las asociaciones no tienen otra alternativa que esperar y lanzar un aviso al Alcalde para, cuanto antes, arbitre las medidas necesarias para solventar esta situación irregular, injusta e inesperada. El Comité advierte “deseamos una pronta solución a este problema, pero si tenemos que adoptar otro tipo de medidas más contundentes, las llevaremos a cabo por el bien del colectivo de personas con discapacidad y sus familias que vive en Madrid” El Comité recuerda que estamos a las puertas de un proceso electoral al que los ciudadanos de Madrid, también las personas con discapacidad, determinarán si este tipo de actuaciones, por parte del Ayuntamiento de Madrid, son las más adecuadas para esa parte de la población que más necesita del apoyo de la administración madrileña.