El domingo 19, la Marea Blanca protestará contra la privatización sanitaria y la reforma de la ley del aborto

72

Como sucede cada mes desde hace más de un año, asociaciones de profesionales sanitarios, asociaciones vecinales (la FRAVM, entre ellas), coordinadoras, movimientos sociales, organizaciones sindicales, plataformas y asambleas populares del 15M, hoy integradas en la llamada Mesa en Defensa de la Sanidad Pública (MEDSAP) de Madrid, saldrán a la calle este domingo en defensa de la sanidad pública. Y lo harán, en esta ocasión, tras recibir, al semana pasada, la buena noticia de que los recursos contra la privatización sanitaria deben volver a los tribunales que iniciaron el proceso judicial, lo que puede implicar que la suspensión cautelar de la privatización se prolongue hasta dos años más. Este hecho es consecuencia de la resolución adoptada el pasado 9 de enero por el pleno de la sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que devuelve los siete recursos presentados por las asociaciones de profesionales a los juzgados de origen. Además de celebrar esta circunstancia, tal y como ha hecho público en un comunicado, la MEDSAP aprovechará la manifestación para “mostrar especialmente nuestra solidaridad con las trabajadoras y trabajadores” de la Lavandería Hospitalaria Central que llevan más de un mes en huelga indefinida, con las trabajadores de la limpieza del Hospital Ramón y Cajal, también en huelga indefinida y con las trabajadores del Centro de Transfusiones de la Comunidad de Madrid”. Por ende, en esta ocasión además la plataforma de entidades ciudadanas mostrará en la calle su “total rechazo a la reforma de la ley del aborto” aprobada recientemente por el Consejo de Ministros del gobierno del Partido Popular. “Gobiernan a espaldas de la ciudadanía, quieren privatizar lo que es público, como la sanidad, pero se inmiscuyen en el terreno privado donde se toman las decisiones según las convicciones íntimas. El derecho al aborto incumbe a toda la ciudadanía, y especialmente a las personas comprometidas con los derechos relacionados con la salud”, concluye la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública en su nota.