El domingo 27 salimos a la calle por el instituto y el futuro de la educación en el barrio

66

No es la primera vez que una “marea amarilla” toma las calles de Butarque, y muy probablemente no será la última. El próximo domingo, 27 de octubre, a las 12:00 horas, padres, alumnos, representantes de las Ampas de los diferentes colegios del barrio, y vecinos en general, se manifestarán para exigir, una vez más, la inmediata construcción de un instituto en el barrio ataviados con camisetas amarillas. Este barrio viene denunciando desde hace años la carencia de instalaciones educativas y la política tardía y desganada de la administración a la hora de poner a disposición de los niños centros escolares en los que poder estudiar. El barrio de Butarque vio aumentada notablemente su población hacia el año 2004 con la construcción de numerosas viviendas, en las que se afincaron en su mayoría parejas jóvenes, convirtiéndose desde entonces en uno de los barrios con mayor índice de natalidad de la región. En los últimos años los vecinos han pasado por la construcción de un colegio, El Greco, y su posterior ampliación, y la puesta en marcha de un segundo colegio, el Ausias March, mientras aún se ampliaba el primero, cuya edificación por fases duró tres años y obligó a los niños a dar clases en centros escolares que no eran los suyos, a desplazarse fuera del barrio y a convivir con grúas, ladrillos y ruido. Aún así, ocho años después de que se iniciaran las obras del primer colegio del barrio, y con cuatro centros en la zona, sigue sin estar garantizado que todos los niños dispongan de plaza escolar para iniciar sus estudios, ya que parte de los planes de la consejería consiste en eliminar aulas de infantil para utilizarlas con los alumnos de secundaria.
 El instituto más cercano, sin plazas Actualmente los niños de la ESO del colegio El Greco imparten sus clases en aulas de primaria cedidas por el colegio Ausias March, aulas que próximamente necesitarán los alumnos del propio colegio. El instituto más cercano, El Espinillo, se encuentra a cuatro kilómetros de distancia, sin transporte público cercano, y es tal su sobrecarga que este año ha habido niños que se han quedado sin plaza y han tenido que salir del barrio para poder seguir estudiando. Los convocantes denuncian la falta de inversión y el desinterés de la administración en los niños del barrio a la hora de proporcionarles los medios necesarios para poder seguir cursando sus estudios de forma adecuada. Los padres y madres de Villaverde, las AMPAS y las Asociaciones de Vecinos no entienden la pasividad de la Consejería de Educación y no admiten que se dilate más el inicio de la construcción de un instituto que la Comunidad se niega a abrir antes de 2016. Por ese motivo convocan esta nueva manifestación que, partiendo de los colegios Ausias March y El Greco, recorrerá las calles de Villaverde, finalizando en el congestionado instituto El Espinillo. Ya durante el año 2012 se llevaron a cabo distintas movilizaciones, como la que tuvo lugar en marzo cuando centenares de vecinos tomaron Sol vestidos con camisetas amarillas. Ahora retoman las convocatorias con esta nueva marcha y continuarán en los próximos meses con una serie de iniciativas que no cesarán hasta que el instituto de Butarque sea una realidad. De hecho, el próximo 16 de noviembre se celebrará la I Carrera Popular Butarque-Villaverde, que llevará como lema “Por un Instituto YA”.