El Greco y el Ausiàs March de Villaverde: dos colegios en uno

43

En Butarque (Villaverde) lo conocen como el ‘colegio okupa’. Otros lo llaman el ‘colegio fantasma’. Es el Ausiàs March, un centro público de Educación Infantil y Primaria con entidad jurídica propia pero que, físicamente, está situado dentro del colegio público El Greco. Los centros son como muñecas rusas. El Greco se construyó hace seis años, cuando Butarque inició su desarrollo. El año pasado se quedó pequeño para acoger a todos los niños del barrio, al ser una de las zonas con más natalidad de Madrid: un 11% de su población tiene menos de 4 años. La Comunidad se comprometió a construir un nuevo centro, pero esa promesa aún está lejos de cumplirse. “Lo único que se les ocurrió fue una solución chapucera e improvisada”, critica Iván Muñoz, de la Asociación de Vecinos de Butarque. El apaño fue utilizar tres aulas ya existentes de El Greco para instalar allí el nuevo Ausiàs March. El director de área de la capital lo definió como “un centro de nueva creación en las instalaciones sobrantes de El Greco”. La Consejería de Educación defiende que el hecho de compartir espacio “no afecta a la calidad educativa” Los alumnos del Ausiàs no tienen comedor, ni gimnasio ni pistas deportivas propias. Lo comparten todo con el ‘colegio padre’. Para evitar que se junten, los dos centros compaginan sus horarios: entran y salen del cole con 15 minutos de diferencia. La Consejería de Educación defiende que el hecho de compartir espacio “no afecta a la calidad educativa”. Además, los padres denuncian que las aulas no están adaptadas para sus hijos pequeños. “Se diseñaron para niños mayores. No tienen baños cerca, son inseguras y tienen escaleras peligrosas”, cuenta una de las madres en el cole. En principio iba a ser una medida transitoria. Para el próximo curso 2010-11 debía estar construido el edificio propio del Ausiàs, en un solar junto a El Greco. Pero Educación explica ahora que no hay dinero: “En una época de crisis no es comprensible asignar recursos para construir un centro sin necesidad de escolarización justificada”. Por ello, la Comunidad aplaza su puesta en funcionamiento para septiembre de 2011. Padres y vecinos se manifestarán el domingo para exigir ya las obras y que hagan también un instituto.