Errores, personal desbordado y abuso de la libre elección

67
Errores, personal desbordado y abuso de la libre elección
Errores, personal desbordado y abuso de la libre elección

“Estimado Javier”, empieza la carta que el día 12 remitió la Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid (Amyts) al consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty. En ella, el sindicato mayoritario entre los médicos madrileños (segunda fuerza sindical en Sanidad tras los enfermeros de Satse) asegura que tras la puesta en marcha de los decretos de libre elección y área única han detectado “una serie de problemas” que en su momento le hicieron llegar y que se trataron en una reunión con altos cargos de la Consejería. “Ante nuestra sorpresa, se negó la evidencia y por tanto la necesidad de resolverlos”, asegura la misiva. Esa “decepción” es la que les ha llevado a adjuntar a la carta un informe de siete páginas que detalla los problemas a los que se enfrentan los profesionales. – Errores para dar cita al paciente. Se están detectando, sobre todo en pediatría. Los especialistas de adultos se encuentran en sus consultas con niños a los que han derivado allí por error. Desde que entró en vigor la libre elección, las citas ya no se dan en el propio centro de salud. Antes, un paciente salía de la consulta del médico de familia, se dirigía a la unidad administrativa y le entregaban la cita para el especialista. Ahora, debe esperar en casa a que un operador de un call center le llame, lo que puede suceder hasta 72 horas después. “Estamos viendo también que muchas personas mayores vuelven a la consulta porque les han llamado pero no se han enterado bien, no tenían dónde apuntar o no se acostumbran a recibir instrucciones por teléfono”, explica Julián Ezquerra, secretario general de Amyts. – Utilización abusiva de la libre elección. Los médicos han detectado cierta picaresca entre algunos pacientes. Especialmente con los pediatras, que en algunas zonas escasean. Un padre solicita un pediatra para su hijo mediante la libre elección, pero ese profesional ya tiene el cupo lleno. En 15 días recibirá la denegación, pero mientras tanto el médico tiene que ver al niño. En algunos casos, los padres vuelven a pedir a ese médico y tienen otros 15 días de atención con él. Y así una y otra vez. Amyts propone a Sanidad que no se pueda volver a pedir un cambio de médico en seis meses. “Es la única forma razonable de que un paciente conozca a su médico”, argumenta Ezquerra. También hay casos de pacientes que cambian de profesional hasta que consiguen lo que quieren (una baja, la prescripción de determinado medicamento…). Algo que, para Amyts, va en contra de la continuidad asistencial. – Más tiempo para tratar al paciente. El sindicato médico propone también evitar la asignación automática del paciente, es decir, esperar los 15 días preceptivos para saber si una solicitud se acepta o se deniega. También piden la “denegación preventiva”, es decir, que el sistema no permita elegir a los profesionales que ya tienen demasiados pacientes. Eso evitaría que los médicos pierdan tiempo escribiendo un informe de denegación para cada paciente, sobre todo cuando es evidente que la petición se va a denegar por exceso de cupo. “Se trata”, dice Ezquerra, “de que en el poco tiempo que tenemos para cada paciente nos dediquemos a atender su problema médico y no a cuestiones administrativas”. – Médicos sobrecargados. El sindicato alerta al consejero de que “los cupos óptimos no se cumplen” y el nuevo sistema “los perpetúa”. Ezquerra asegura que hay zonas, como la antigua área sanitaria 6, en las que los cupos de todos los médicos superan los 2.000 pacientes de media. Las sociedades científicas aconsejan un cupo máximo de 1.500 pacientes para que la atención sea la adecuada. – ¿Dónde está la historia? Hay “dificultades” para acceder a la historia clínica de los pacientes adjudicados por libre elección, asegura Amyts. Si esa persona no procede del mismo centro de salud, lo más probable es que el médico no pueda verla. AP-Madrid, la nueva aplicación informática centralizada -permite acceder a la base de datos desde cualquier centro-, solo está instalada en el 30% de los ambulatorios. La Consejería de Sanidad aseguró ayer que la relación con Amyts es fluida y que las reuniones con el consejero son habituales.