Los recortes retrasan algunos equipamientos de Villaverde

65

Tan solo dos semanas después del comienzo de los talleres ocupacionales de adultos en el Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) del distrito de Villaverde se comunicó que se retiraba al monitor de la actividad de educación física de la que disfrutaban 250 personas en varios turnos, lo que anulaba la continuidad de las clases. Es uno de los impactos de la crisis económica en el distrito. Los vecinos llevaron 2.400 firmas a la Consejería de Educación pidiendo la reposición del profesor, pero la respuesta fue tajante: “la educación física no es una materia recogida en el reglamento de los CEPA”. La Consejería afirma que la Comunidad destina un dinero a cada centro, pero que, cuando el de Villaverde supo de su error, decidió prescindir del experto.

SEGUNDO GOLPE

Por otro lado, las actividades y talleres de centros culturales como el de Los Rosales de Villaverde finalizarán el 27 de mayo en lugar de hacerlo en el mes de junio, tal y como estaba previsto. Según la Asociación de Vecinos La Incolora del distrito, algunos directores justifican la medida con la falta de presupuesto. Sin embargo, la JuntaMunicipal explica que “la realidad es que la duración del último semestre se debe a razones puramente legales” relacionadas con la tramitación del proceso de contratación “y sin que por tanto haya riesgo de que los talleres vayan a ser recortados en el siguiente curso o se vayan a ver limitados en el tiempo. Aunque el ‘K.O.’ viene de la negativa, hasta el momento, de construir un centro de salud en el barrio de Butarque, vieja demanda del colectivo vecinal con el mismo nombre (AVIB). Dentro de las acciones destinadas a conseguir este equipamiento, los afectados visitaron el martes 15 de marzo las dependencias de la Consejería de Sanidad para conocer la respuesta de siempre, que “no se compromete a nada”. El Gobierno regional argumenta que “construimos los centros en función de las necesidades existentes, hemos pedido una mejora del transporte que refuerce el acceso al actual centro de salud y solicitado un estudio de crecimiento de la población”. Por su parte, AVIB anima a los vecinos del barrio a participar en el referéndum del domingo “para dejar claro que necesitamos un centro de salud ¡ya!”.