Manifiesto de AVIB por el día de la mujer trabajadora

118

Hoy, 8 de marzo, conmemoramos el Día Internacional de la Mujer. Es un día para reflexionar sobre los avances en la defensa de los derechos de las mujeres, desde que se empezara a conmemorar este día hace más de un siglo, pero también es un día para analizar y pensar en todas aquellas cosas que quedan por conseguir o cambiar, que creemos que aún, lamentablemente, son muchas.

Desde el año 2011 y, a iniciativa de la Comisión Europea, se viene dedicando en España el día de hoy para sensibilizar a la población sobre la necesidad de tomar conciencia sobre la brecha salarial entre hombres y mujeres, uno de los más destacados ejemplos de desigualdad que persisten en el mercado laboral entre ambos géneros.

 

En Madrid por ejemplo, según un estudio reciente, los hombres ganaron en 2014 más de un 25% de media que las mujeres, Aunque entre 2011 y 2014 la brecha salarial disminuyó, no solo seguimos con cifras por encima del resto de países europeos sino que se calcula que tardaremos unos 70 años, en conseguir la igualdad plena en material laboral y salarial.

Además, hay otros muchos aspectos muy preocupantes, como el aumento escandaloso de las mujeres víctimas de violencia de género. En 2015 nada menos que 59 murieron asesinadas por sus parejas o ex parejas. Este año, en tan solo dos meses y 8 días de 2016, ya han muerto 11 mujeres por violencia de género.
También ha subido alarmantemente el número de adolescentes y jóvenes que padecen de acoso y son víctimas de actitudes machistas.


Pero no se trata sólo de reivindicar o de una cuestión de cifras.

Sería necesario el esfuerzo de todas y todos para que reflexionemos sobre las pequeñas cosas del día a día, de las que no nos damos cuenta y tenemos interiorizadas como normales, como por ejemplo la publicidad en la que la mujer es tratada como un objeto, el lenguaje sexista, los juegos “de niños” o “de niñas”, o los valores que se atribuyen a las mujeres como la dulzura, la ternura o la sensibilidad y que no están bien vistos aún hoy en los hombres.

Todas estas ideas conforman una sociedad machista que es el perfecto caldo de cultivo posterior para la desigualdad y en algunos casos, la justificación de la violencia.
Por ello, creemos que la clave está en la educación de los niños y las niñas, tan numerosos en nuestro barrio, inculcándoles valores de igualdad con los que podremos contribuir a crear una sociedad más libre, más igualitaria y a la larga, más justa para ambos sexos.

Porque no debemos olvidar que el machismo no lo padecen solo las mujeres, aunque sean la mayoría.

En AVIB es el primer año que conmemoramos este día, y queremos hacerlo hoy con dos actividades: Una para los más pequeños, para ver cómo en su universo infantil construyen la imagen de una mujer trabajadora, y su percepción de la igualdad en este sentido. Y otra, para aquellos un poco más mayores, con los que realizaremos una actividad para rendir homenaje a esas mujeres víctimas de la violencia machista.
Esperamos, con la ayuda de todas y todos vosotros, poder conmemorar cada año el Día Internacional de la Mujer, con más actividades reivindicativas, con más lucha a pie de calle, porque sin duda aún nos queda un largo camino por recorrer para conseguir una sociedad más justa y más igualitaria. Muchas gracias.