Resumen de la visita del Concejal de Villaverde al barrio

221

El pasado sábado 12 de septiembre el nuevo Concejal del Distrito de Villaverde, Guillermo Zapata, realizó una visita a Butarque. La visita estuvo abierta a la participación de cualquier vecino o vecina que hubiera estado interesado en hacer llegar de primera mano cualquier cuestión relativa al barrio. inicio1.jpg La visita comenzó a las cinco en punto en la estación de Cercanías de Villaverde Bajo, con el objetivo de poder ver los pabellones de RENFE y la Copa de Villaverde, así como los terrenos propiedad de ADIF que los rodean y que podrían ser recuperados para el barrio con el objetivo de crear un espacio cultural que fuera referente para la zona sur, incluyendo una biblioteca, que tanto demandamos para esta parte del distrito. También le enseñamos la situación en la que quedan algunos tramos de la Gran Vía de Villaverde por la existencia de los grandes maceteros que impiden la circulación de carros o sillas de discapacitados. Continuamos recorriendo la zona más antigua del barrio, donde la limpieza, la poda y el mantenimiento en general dejan mucho que desear. Llegamos a la Avenida de los Rosales, donde los vecinos explicaron la historia de la remodelación y los problemas que seguimos arrastrando. Se aprovechó para hablar de los accesos al barrio y la necesidad de que se haga un estudio para que se pongan soluciones. El corte de la Avenida a la altura de Novosur de estas semanas, es un claro ejemplo de lo que ocurre con las entradas y salidas. campofutbol.jpg La siguiente parada fue en el campo de fútbol de la Avenida, donde representantes del Racing Villaverde y del Santiago Apóstol esperaban para enseñar la lamentable situación de las instalaciones y de los vestuarios y volvieron a insistir en la necesidad de instalar césped artificial. De allí accedimos como pudimos al Parque Lineal del Manzanares para que el Concejal sufriera en primera persona las dificultades que tenemos para entrar al parque y las enormes posibilidades que tendría si contara con un mantenimiento y unas instalaciones adecuadas. La visita continuó por el solar deportivo situado junto al deportivo María de Villota, donde se expuso la necesidad de contar con un pabellón cubierto y una piscina para que hubiera otras posibilidades deportivas en el barrio aparte del fútbol y baloncesto, además de poder contar con un equipamiento existente en cualquier pueblo o barrio. Visitamos el huerto urbano y el Concejal indicó que el Ayuntamiento estaba abierto a ceder parcelas municipales para este fin. Continuamos por el instituto, donde Zapata se comprometió a emitir desde la junta un informe de la situación de las obras. Desde la asociación solicitamos mayor implicación política en este tema, ya que, aunque no tienen competencias para construir la segunda fase, cualquier ayuda de cara a presionar a la Consejería sería bien recibida. emvs-2.jpg Después de beber algo de agua en la asociación, porque el calor era bastante fuerte, continuamos hacia el bulevar de Berrocal donde pudimos mostrar el estado del arbolado y del adoquinado del paseo central levantado por los árboles. El Concejal pudo entrar al patio interior de las viviendas de la EMVS de la calle Berrocal 52-56 donde le esperaban vecinos para contar las penurias que llevan arrastrando desde que el anterior ayuntamiento decidiera vender sus viviendas públicas a un fondo buitre. Zapata reconoció la enorme dificultad que había en revertir ventas que ya estaban en manos privadas (se intentaría a nivel general, aunque implicaría vía judicial), pero sí se comprometió a hacer cumplir sus obligaciones a la empresa. Para ello solicitó a los vecinos que redactaran un dossier con todos los problemas que estaban teniendo desde la venta. Al salir del bloque, la vecina que lleva varios años intentando que instalen columpios adaptados en el parque situado en la calle Esmaltina, tuvo ocasión de agradecer al Concejal que por fin se hubiera actuado y pudo hacer algunas sugerencias que tenía sobre los columpios que estaban instalando estos días. columpios.jpg Aunque llevábamos dos horas de visita, el Concejal accedió a visitar la parcela deportiva donde los dos últimos años hemos celebrado las fiestas. El modelo cultural de la nueva junta es bastante diferente, en teoría, al de la anterior. Según Zapata, se crearán comisiones de fiestas y de Cabalgata para que se puedan gestionar de manera pública con la participación de las entidades sociales del barrio. Veremos en los próximos meses en qué se concreta. Camino de las pistas de patinaje, donde terminaba la visita y cualquier vecino que quiso pudo hablar con el Concejal, explicamos la situación de la gasolinera y que llevamos dos años y medio esperando sentencia que diga si la licencia se otorgó de manera legal. Durante la visita dio tiempo a hablar de los problemas del pequeño comercio, de la imperiosa necesidad de construir dotaciones para jóvenes (biblioteca, casa de la juventud,…), de preguntar por la situación de los bloques de la EMV de Hercesa que están sin entregar, de la situación de la parcela cedida al Arzobispado,…. Otros vecinos trajeron sus propias propuestas, como la creación de un acceso pavimentado al parque infantil de la calle Zafiro con Calcio, la situación del callejón peatonal junto al Parque de los Cumpleaños, la posibilidad de legalizar los miradores de la calle Calcio que deben ser retirados…. También el grupo de control y gestión de colonias felinas le entregó un escrito solicitando una reunión para revisar de forma conjunta el protocolo a establecer en nuestra zona. El centro de salud y el instituto también fueron materia recurrente en la visita y, aunque no es una competencia del Ayuntamiento de Madrid sino de la Comunidad, se le pidió al Concejal que ayudara con lo que estuviera en su mano para conseguirlo. Y os preguntaréis, ¿no se habló de transporte público? Pues sí, aunque no hubiera hecho falta, ya que a la hora de irse, Zapata prefirió ir a la estación de Cercanías andando que esperar veinte minutos el único autobús que tenemos. En definitiva, muchos temas y mucho que cambiar. Pensamos que la visita fue una experiencia novedosa y positiva. No es habitual que los representantes públicos vengan al barrio a visitarlo, y que además lo hagan sin poner ningún límite a la participación de la gente. Pero cometeríamos un grave error si pensáramos que con explicar las cosas y verlas en persona está todo hecho. Ni mucho menos, tenemos que seguir insistiendo como hasta ahora, reivindicando todas y cada una de las cuestiones que el barrio necesita. Nadie nos va a regalar nada y todo lo que vamos a lograr será por la insistencia y la movilización de la gente. final.jpg