Reunión con la concejala de Villaverde por la M-301 y la movilidad en el barrio

1519

El pasado viernes 20 de mayo fuimos citados en la Junta Municipal para mantener una reunión con la concejala del distrito, Concha Chapa; el jefe de los Servicios Técnicos, Raúl Monte, y los asesores de la concejala María Jesús Valero y Juan Escrivá.

Nos gustaría señalar que desde el 13 de noviembre de 2019 no nos habíamos visto en persona con la concejala, algo en lo que ninguna de las partes quisimos ahondar mucho para que la reunión discurriera con la mayor cordialidad posible. Ha sido así y tampoco parece que haya mucha intención de que sea de otra manera.

Pero el motivo de la reunión no era nuestra relación con la concejala de distrito, sino para informarnos de novedades sobre la situación de la M-301 y la posibilidad de construir una rotonda con la calle Hulla.

M-301 y rotonda con la calle Hulla

Después de una larguísima, y conocida, introducción por parte de Concha Chapa sobre la historia de la carretera y de los problemas que plantea para el barrio, la novedad que nos tenían que comunicar es que, por fin parece que se va a firmar un convenio entre Ayuntamiento y Comunidad para que el tramo de la M-301, al menos entre el bypass y la M-45, pase a ser vía urbana de competencia municipal.

Sin duda es un importante avance y se lograría hacer realidad una reivindicación histórica, pero faltan por conocer todos los detalles sobre plazos, formato y sobre algo que la propia Junta daba mucha importancia: quién se iba a encargar de coordinar el convenio que se tiene que llevar a cabo. Cuando este convenio esté elaborado, creado y ejecutado, se procederá a la recepción de la competencia por parte del Ayuntamiento de Madrid y cuando esto ocurra, desde los servicios técnicos de la JMD plantean la posibilidad de hacer la rotonda sin tener que esperar al desmantelamiento de la subestación eléctrica, algo que llevamos defendiendo desde la asociación desde hace muchos años.

En definitiva, total sintonía entre Junta y [email protected] sobre los problemas y soluciones a la rotonda, pero seguimos sin tener claro cuánto tiempo tendrá que pasar hasta que esto sea un hecho y no una promesa. Y esto es un problema muy grave porque, en paralelo, parece que se van a llevar a cabo diversas actuaciones en el barrio que influyen a la movilidad y que deberían estar condicionadas a la construcción de la rotonda, pero que en la práctica no sabemos si va a ser así.

Se trata, por un lado, de una remodelación que se quiere hacer en la calle Hulla que eliminaría un carril en cada sentido de la calle y se crearía un carril bici que unirá el barrio con el existente en la Avenida de los Rosales, dentro de la actualización del plan director de movilidad ciclista.

Actuación del programa ‘Entornos y patios escolares’

Por otro lado, se nos comentó una actuación muy trascendente para Butarque que se llevaría a cabo dentro del programa de “Entornos y patios escolares resilientes, inclusivos, saludables y adaptados al cambio climático”, donde los técnicos de planificación de la movilidad plantean una intervención en la calle Estefanita para que tenga un solo carril de circulación, quedando de sentido único (Zafiro -> Hulla), carril bici, ensanchamiento de la acera y creando zonas estanciales a la entrada de los colegios.

Este proyecto, que sobre el papel puede parecer muy positivo al dotar más espacio y seguridad a los niños y niñas de los centros escolares, y con el que estaríamos de acuerdo, nos plantea serias dudas de viabilidad por los siguientes motivos:

  • Los momentos conflictivos de acceso a los centros educativos se producen aproximadamente durante un par de horas por la mañana (entrada a los centros) y un par de horas por la tarde, pero esta solución urbanística afectaría las 24 horas del día los 7 días de la semana, incluyendo también todas las épocas de vacaciones en las que los centros educativos permanecen cerrados.
  • Nuestro barrio carece de alternativas de transporte público adecuadas, al contar solamente con dos autobuses que se solapan en tiempos y recorrido.
  • No existen otros medios alternativos que sí se pueden disfrutar en otros puntos de la ciudad (alquiler de coches y motos, patinetes, bicicletas…).
  • La dependencia del coche privado es, por desgracia, total en un barrio con enormes problemas de comunicación.
  • Todo el tráfico se trasladaría al bulevar de Berrocal que se convertiría en una ratonera en caso de que se produjera algún accidente o avería en sentido Hulla -> Zafiro.
  • La actuación eliminaría cientos de aparcamientos (no nos supieron decir cuántos porque al parecer nadie ha estudiado este aspecto) y no contempla alternativa para desplazarlos a otras ubicaciones.
  • No se han tenido en cuenta las labores de carga y descarga, así como los accesos a los comercios de la Calle Estefanita.

Además de todo esto, la rotonda de Hulla llegaría mucho más tarde que esta actuación que está prevista para 2023. Por parte de la Junta Municipal quedaron emplazados a exponer estas dudas al Área correspondiente y, en principio, también parecía haber coincidencia en el diagnóstico.

La reunión también sirvió para repasar algunas actuaciones que se están llevando a cabo en el barrio y que resumimos en:

  • Biblioteca: aunque no haya nadie trabajando, oficialmente las obras se han iniciado y el plazo de 18 meses ha empezado a contar.
  • Actuación del Bosque Metropolitano en la calle Hulla: el retraso que llevan (estaba previsto que la obra durara 3 meses a partir de septiembre de 2021) se ha debido a que se ha querido esperar al soterramiento de las torres eléctricas.
  • Pista de pumptrack: Después de discutir media hora larga, no se asume ningún tipo de crítica sobre que se haga una instalación de este tipo pegada a una carretera y que no se haya puesto una valla de seguridad. Se hará en una segunda fase prevista para este año y la actuación completa de la parcela no se finalizará hasta 2023. Mientras tanto, la pista carece de ningún tipo de vallado o advertencia sobre esto, y aparentemente ha sido finalizada por la empresa constructora, por lo que el vecindario la está utilizando sin que exista ninguna prohibición al respecto.

La reunión terminó sin que se concretara si habría otras reuniones, si se nos iría informando, o si habrá algún cauce para expresar nuestra opinión sobre estas actuaciones. Nos quedamos con que la Junta comparte en lo fundamental nuestra posición sobre todas estas actuaciones en lo referente a la movilidad en el barrio, ya que queda claro que pueden causarnos más perjuicios que beneficios al menos en el medio-largo plazo, por lo que harán lo posible para que sea tenida en cuenta, a pesar de las limitaciones competenciales que tienen.