Sindicatos, oposición y organizaciones vecinales rechazan el cambio de horario de las oficinas municipales

45

Así, el portavoz municipal del PSOE, David Lucas, ha exigido una “rectificación del equipo de Gobierno” sobre este asunto, y ha avanzado que presentará una proposición en el Pleno del 28 de septiembre para que se deje fuera de la iniciativa a los plenos de las juntas de Distrito y la celebración de bodas civiles, al igual que el resto de oficinas con atención al público, que conservarán su horario. “Creemos que la reducción puede ser positiva en aquellos servicios que no son de atención directa a los ciudadanos, pero hablamos de servicios muy usados, muy valorados tanto en lo que respecta a las bodas civiles como en lo que respecta a los plenos de las juntas. Éstas no pueden quedar vacías de contenido y por eso llevaremos al próximo Pleno una proposición, porque no se puede concebir una política de participación, de atención al ciudadano, reduciendo horarios que los ciudadanos usan”, ha matizado. A su entender, si el Gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón quiere ajustar sus gastos –según el Consistorio, adelantar el horario de cierre permitirá un ahorro de 1,3 millones anuales en gasto energético y 26 millones en personal– puede “reducir los costes del Palacio de Cibeles, los altos cargos o los eventos que tanto le gustan al alcalde y en los que gasta tanto dinero”. “Pero los ciudadanos no pueden ser los paganinis, y por eso pediremos la rectificación en el próximo Pleno del Ayuntamiento de Madrid“, ha zanjado. RECORTE DE DERECHOS En la misma línea se ha manifestado el portavoz de IU en asuntos de Participación Ciudadana, Ángel Lara, quien en declaraciones a Europa Press ha explicado que “los ciudadanos serán los paganos de esta decisión” y ha considerado una “contradicción” que Gallardón “hable de participación ciudadana y, a la vez, impida que los ciudadanos participen en la vida política”. Y es que al edil no le convencen los argumentos municipales para justificar el adelanto del cierre. Por una parte, Lara ha considerado que la explicación de que así se fomenta la conciliación de la vida familiar y laboral no se “facilita” porque la reducción de jornada también conlleva “una reducción de productividad y, en muchos casos, recortes salariales”. Además, ha insistido en que “hay muchas otras partidas presupuestarias” de donde se podrían recortar gastos. “El PP, Gallardón, tienen una manera muy extraña de administrar el dinero público. Además, las cantidades de ahorro que maneja el Ayuntamiento por adelantar el cierre son ridículas en comparación con el presupuesto municipal”, ha apostillado. “Gallardón nunca nos hace caso. Tiene una mayoría suficiente en el Ayuntamiento para llevar adelante su política, pero que no nos intente engañar con frases bonitas, porque aunque el PP habla de los ciudadanos, de la participación ciudadana en la vida política, a la primera de cambio cercena esas posibilidades”, ha zanjado. SINDICATOS PIDEN NEGOCIACIÓN Por su parte, desde Comisiones Obreras de Madrid (CC.OO.) ha lamentado que la medida se haya tomado sin contar con los sindicatos, y ha recordado que “sin negociación la Conciliación no es posible”. En un comunicado, CC.OO. ha lamentado que se sustituya un horario que “venía rigiendo (la vida municipal) desde hace gran cantidad de años y al que las vidas de los trabajadores estaban adaptadas” sin hablar antes con los afectados, a quienes la Ley para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres reconoce el derecho de participar en la implantación de este tipo de medidas. Por otra parte, el sindicato ha llamado la atención sobre que mientras el alcalde anuncia estas iniciativas de conciliación que “hay que enmarcar en la campaña para las próximas elecciones municipales”, existen “amplios sectores de trabajadores municipales que no pueden ejercer su derecho a la conciliación por la negativa de la Corporación a facilitar la flexibilidad de sus horarios”. “Profesionales municipales de los Servicios Sociales (93 por ciento de mujeres) y Administrativos de atención al público en Línea Madrid (65 por ciento mujeres) no pueden flexibilizar sus horarios. En Policía Municipal son práctica habitual los impedimentos para la reducción de jornada por cuidado de hijos, la flexibilidad de horarios, los cambios de turno. Aún existen servicios municipales donde la falta de recursos tecnológicos se convierte en impedimento para ejercer el derecho a flexibilizar los horarios”, argumenta el sindicato. Además, asegura que el Ayuntamiento ha “ignorado” la obligación de poner en marcha Planes de Igualdad en empresas de más de 250 trabajadores, y ha concluido pidiendo al Consistorio que “sustituya la propaganda que oculta la realidad tras una cortina de humo por el trabajo serio y riguroso”. SIN PARTICIPACIÓN CIUDADANA Finalmente, el presidente de la FRAVM, Ignacio Murgui, ha explicado a Europa Press que esta decisión es “una nueva vuelta de tuerca contra la participación ciudadana”, ya que “los plenos de distrito son los órganos más cercanos a los ciudadanos y tratan cuestiones públicas y toman decisiones políticas” en las que los vecinos tienen derecho a estar. Sin embargo, con los nuevos horarios serán muchas las convocatorias que coincidan con la jornada laboral, lo que impedirá a los madrileños ejercer “un derecho recogido en la normativa municipal”. “Las fórmulas de participación ya eran escasas e insuficientes de por sí, pero ahora se imposibilita incluso la presencia de los ciudadanos” en este tipo de órganos, según Murgui. “No es un recorte, como han dicho (desde el Ayuntamiento), para ahorrar, sino que más bien es un recorte democrático, de derechos ciudadanos”, ha añadido, subrayando asimismo que el posible ahorro que genere la medida será “despreciable” porque “apenas se va a notar”, mientras que “los costes en participación serán muy altos”.