Tres días de huelga por los recortes en el servicio de recogida de basura

63

La Federación de Servicios Públicos de UGT denuncia las mentiras vertidas por el Ayuntamiento en relación al nuevo contrato de recogida de basuras que regirá en la ciudad a partir del 1 de enero. Según lo publicado, el nuevo contrato persigue varios objetivos, que nos aseguran que mejora lo anterior, pero lamentablemente no es así. Es un contrato donde el servicio de recogida de contenedores amarillos pasa a hacerse 3 días en semana en vez de todos los días y ya no tendremos servicios los domingos ni los festivos ni de los contenedores amarillos, ni de los de residuos orgánicos, con lo que volveremos a tener más contenedores en la calle para solo usarlos los lunes y los días posteriores a esos festivos (esto lejos de ahorrar, encarece el servicio actual). Esto más que mejorar la calidad parece claramente una merma en el servicio. Además el nuevo contrato obliga a una pérdida notable de puestos de trabajo. No puede existir eficiencia si el número de trabajadores no permite realizar el servicio de forma adecuada. Según el contrato se estima un ahorro de un 16%, pero no es así, el ahorro es de alrededor de un 50%, puesto que no contempla la merma de servicio o los despidos masivos de trabajadores. Además de ese ahorro, sólo se traslada un 8% al impuesto que paga cada madrileño por el servicio de recogida de basuras Este servicio en los dos últimos años ya ha recibido brutales recortes, que afectan a su eficiencia, siendo testigos de ellos todos los madrileños. ¿Qué pasará cuando la plantilla y la frecuencia se reduzcan prácticamente a la mitad?. Solo pasará una cosa, que el Ayuntamiento con su Alcaldesa a la cabeza ganará dinero cargándose el servicio del que hasta hace poco ella y sus compañeros presumían de ser el mejor de Europa. UGT está en contra de este ahorro que se consigue despidiendo trabajadores, reduciendo la frecuencia de recogida, cobrando impuestos a los madrileños, aumentando la acumulación de basuras en contenedores y calles y fomentando la aparición de animales tales como ratas o cucarachas. UGT, exige que se terminen de una vez con los engaños por parte de este ayuntamiento, que demuestra sobradamente que su único objetivo es el ganar dinero a costa de unos servicios esenciales para esta ciudad y sus ciudadanos, que son quienes tributan por ello. Por todo esto, los trabajadores de la recogida de basuras de Madrid, a través de sus sindicatos UGT, CC.OO y CGT, han convocado 3 días de huelga que comenzara el 17 de noviembre, solicitando que el nuevo contrato se ajuste a la realidad de este servicio.