Un desastre que se quiere vender como un éxito

71

Recientemente se han presentado las cifras de la libre elección de médico en la Comunidad de Madrid, y lo que se ha vendido como un gran éxito, en realidad encubre un gran fracaso, porque: * El 75% de los cambios se han producido en el mismo centro de salud, lo que ya era posible con la legislación anterior. * Del 25% restante la Comunidad no ha dado los datos de los cambios que corresponden al mismo Área de Salud y a la misma ciudad, porque como es conocido la regulación anterior permitía la libre elección en el Área y en todas las grandes ciudades, encubriendo así la realidad de los cambios. * Por otro lado una parte de estos cambios de profesional responden a un cambio de domicilio de los ciudadanos, que lógicamente, en la inmensa mayoría de los casos conlleva el cambio de los profesionales de atención primaria y que también estaba cubierto por la legislación anterior. * Según nuestra estimación menos del 0,5% de los cambios que se han realizado tienen relación con la nueva normativa. Sin embargo se pretende ignorar que: * La herramienta informática AP Madrid sigue sin funcionar, dando múltiples problemas y no estando generalizada en la red asistencial, a pesar de sus elevados costes (8,7 millones de €), como se reconoce desde la propia Consejería que señala las numerosas consultas a la herramienta informática Horus, a pesar de que todavía no permite el acceso a todas las historias clínicas de todos los centros. Todo ello, aparte de los costes ya señalados supone una mayor complejidad de las consultas y demoras en su funcionamiento. * Las citas centralizadas suponen un importante problema, especialmente para la población de mas edad que tiene menos facilidad para el manejo de la informática y las nuevas tecnologías. Estamos pues ante un desastre anunciado, que ha costado carísimo a los madrileños y que entorpece el funcionamiento de la sanidad publica madrileña.