[email protected] de Butarque renombran la Avenida de los Rosales

74

[email protected] del barrio de Butarque, en el distrito madrileño de VillaVerde, cansados del abandono del barrio por parte de las administraciones públicas y ante la incumplida reforma, desde hace ya más de diez años, de la Avenida de los Rosales, han decidido renombrar los diferentes tramos de la misma con nombres más descriptivos a su triste realidad: De la Avenida de las Inundaciones sufridas apenas hace unos días, a la Avenida de la Muerte, al recordar que esta semana se cumplirá un año, cuando cinco personas perdieron la vida en ella. Siguiendo por la Avenida de la Corrupción, con sus millonarias indemnizaciones a empresas privadas por no hacer anteriores reformas prometidas y nunca ejecutadas. Para [email protected] que se inclinan para dedicarla a sus deshonrosos responsables políticos, hay otros nombres que gustan, los más condescendientes prefieren la Avenida del Olvido y los menos comprensivos eligen la Avenida de la Vergüenza, la Avenida de las Mentiras o la Avenida del Abandono. A [email protected] les gusta la idea de llamarla en función de las actividades habituales que transcurren por su firme, para [email protected] la Avenida de la Velocidad, la Avenida de las Carreras, la Avenida de los Atropellos o la Avenida de los Camiones serían nombres más adecuados. Y finalmente hay [email protected] que se decantan por un nombre acorde a sus sufrimientos diarios. Para [email protected] [email protected] sería preferible llamarla como la Avenida del Insomnio, la Avenida del Ruido, la Avenida de los Atascos, la Avenida del Peligro, la Avenida de la Suciedad, la Avenida del Caos o incluso la Avenida del Infierno.