¡Villaverde exige! 200 medidas para frenar el deterioro del distrito

437

¡Villaverde exige! Las asociaciones vecinales de Villaverde han dejado muy claro esta mañana que no van a permitir que su distrito se siga deteriorando, alejándose del centro de la ciudad. En una comparecencia ante los medios que ha tenido lugar en la sede de la Asociación Vecinal La Incolora de Villaverde Alto, varios portavoces ciudadanos han presentado un documento que recoge “200 medidas para elaborar un Plan Integral de Reequilibrio Territorial en Villaverde”.

Es decir, para devolverle la dignidad perdida tras años de crisis y de inacción por parte de la Administración, lo que en palabras de María del Prado de la Mata, de la AV La Unidad de San Cristóbal de los Ángeles, ha provocado una “pérdida enorme de calidad de vida” y la aparición de problemas que habían desaparecido. “Somos uno de los distritos más castigados por los desahucios, las ocupaciones mafiosas y el desempleo, que si hablamos de paro juvenil, enelbarriodeSan Cristóbal alcanza el 70%”, indicó de la Mata, antes de añadir: “hoy tenemos cosas que antes no teníamos, como la venta de heroína.

¿Es que vamos a repetir la historia [de los años ochenta]”. “La situación en el distrito en vez de mejorar ha ido empeorando. Tuvimos dos planes de inversiones, pero el segundo se paralizó en 2009, con la crisis, y desde entonces nada”, se quejó la portavoz ciudadana,antes de asegurar que “mientras las administraciones invierten en el distrito Salamanca 18 euros por persona, en Villaverde solo toca a 6 euros por persona”.

¡Villaverde exige!

Por todo ello, “necesitamos urgentemente un plan integral de inversiones que nos acerque a la ciudad”, sostuvo Silvia González, de la Asociación Vecinal La Unidad de Villaverde Este. “No puede ser que tengamos tanto potencial, con la zona industrial más grande de Madrid, y que esta se haya convertido en el prostíbulo de la ciudad”, apostilló.

González fue la encargada de presentar el documento de 200 propuestas, un texto elaborado con aportaciones de todas las asociaciones vecinales del distrito y que culmina un proceso de reflexión de casi dos años. Dividido en 16 ejes temáticos, recoge medidas que afectan a la Comunidad de Madrid, al Ayuntamiento de la capital y al Estado. Y es que, tal y como indicaron los portavoces en la rueda de prensa, para sacar a Villaverde de su actual agujero es “imprescindible y urgente la implicación de todas las administraciones públicas para reequilibrar social y económicamente nuestros barrios”. Las entidades ciudadanas enviaron hace dos semanas sus 200 medidas tanto a Cristina Cifuentes como a Manuela Carmena, quedando a la espera de su respuesta. “No estamos pidiendo nada extraño, lo que pedimos es por derecho. Tenemos un potencial enorme: somos un distrito muy joven, con mucha gente preparada”, recalcó Javier Cuenca, de la Asociación Vecinal La Incolora.

Medidas de 16 ejes temáticos

Como no podía ser menos, “Economía y empleo” es el primero de los ejes temáticos del documento. Las asociaciones vecinales reclaman en este campo la activación de programas distritales específicos para combatir el desempleo y “el desarrollo del polígono industrial de Villaverde con inversiones en I+D, desde la rotonda de la M-40 hasta el límite con Getafe”. Además, demandan la puesta en marcha de la “Catedral de las Nuevas Tecnologías como centro de desarrollo para el empleo, fomentando así un espacio para la creación y el empleo, dando cabida a proyectos alternativos alejados de las grandes multinacionales.” En un plano más barrial, piden la “rehabilitación del mercado municipal de Oroquieta para que se cree empleo y servicios directos al ciudadano”. Silvia González recordó en su intervención el ERE que actualmente planea sobre la planta de Peugeot, antes de pedir su paralización, “ya que afecta a un buen número de vecinos de nuestro distrito”. Francisco Pascual, de la Asociación de Comercio de Villaverde, por su parte, alertó del deterioro de la pequeña y mediana empresa, que ha visto cerrar en los últimos años cientos de negocios.

En el capítulo de vivienda, las entidades ciudadanas piden la activación de “promoción de vivienda pública y asesoramiento jurídico a los afectados por desahucios”, la creación de vivienda municipal “protegida y controlada que sirva como “pisos para emergencia social” para “colectivos de especial vulnerabilidad” y la “puesta en marcha de un Plan de Alquiler de Vivienda (a cargo de la EMVS o Agencia de la Vivienda Social) para jóvenes”.

“La mayor parte de la población joven de nuestros barrios tiene que comprar vivienda nueva en el área metropolitana de la ciudad y abandonar los barrios debido a la falta de políticas públicas de impulso al alquiler que faciliten la emancipación de los jóvenes en sus propios barrios de origen” asegura el movimiento vecinal. También hay que atajar con urgencia el problema de “las ocupaciones mafiosas, que están deteriorando ampliamente la convivencia de nuestros barrios”, a tenor de Prado de la Mata. En el ámbito de la seguridad ciudadana, el movimiento demanda la creación de una comisaría de la Policía Nacional específica para el distrito, ya que actualmente la existente se comparte con Usera.

Inversiones sociales

“Pero para acabar con la delincuencia no basta que haya más policía. Hay que invertir en educación, en sanidad, en vivienda, en limpieza, y abordar el problema de manera integral”, aclaró Javier Cuenca. Así, las AAVV piden programas urgentes para reducir el abandono y el fracaso escolares e incrementar el “control del absentismo escolar con mayor número de educadores socioeducativos y educadores de calle”. De manera más específica, demandan la “finalización de todas las fases necesarias para que el IES Juan Ramón Jiménez pueda atender la demanda del barrio de Butarque” y la construcción de dos escuelas infantiles públicas, una en este barrio y otra en Los Rosales. Para Butarque, el barrio que tiene la población más joven del distrito, el movimiento vecinal demanda también la construcción de un “centro de salud comprometido desde el año 2007 (UZP 1.05)”.

Tan añeja como este centro de salud son las reivindicaciones de la apertura de una o dos nuevas bibliotecas, ya que el distrito solo cuenta con una, y de un centro de mayores en Villaverde Bajo. En materia urbanística las asociaciones vecinales demandan cosas como el “acondicionamiento y mantenimiento” de los numerosos solares que se encuentran vacíos, el traslado de las instalaciones de ADIF-RENFE con el objetivo de destinar los 7.623.209 m² que ocupan a la construcción de equipamientos sociales y de recuperación de tejido productivo” o la “urbanización y rehabilitación integral de la Colonia Experimental”. Tras la rueda de prensa, los portavoces vecinales realizaron un visita guiada por Villaverde Alto en la que pudimos comprobar el lamentable estado en que se encuentra esta colonia, que aún tiene sus calles sin asfaltar.

Campaña informativa

Tal y como adelantó Javier Cuenca, en las próximas semanas las asociaciones de Villaverde presentarán su documento de propuestas en cada barrio del distrito y “si vemos que hay ganas en la vecindad, iniciaremos movilizaciones en la calle, que pueden ser en forma de manifestaciones o concentraciones”. “También presentaremos nuestras demandas en los plenos de la junta municipal: hay que recordar a todas las administraciones y a la gente que Villaverde existe”, resumió.

Puedes descargarte el documento de 200 medidas aquí