Villaverde se queda sin los últimos cines que funcionaban en el distrito

264

El 6 de febrero fue, sin duda, un día nefasto para la cultura y el ocio de Villaverde. Las enormes pantallas de las últimas 10 salas de cine situadas en el distrito, en el Centro Comercial Los Ángeles, se quedaron en negro tras la quiebra de la empresa Ábaco Cinebox que las gestionaba desde hace más de 15 años. Un recinto que en los últimos tiempos era un fiel reflejo de la crisis que afecta al sector con una progresiva bajada de espectadores y que fue el escenario de las diez ediciones de una Semana de Cine Iberoamericano La Chimenea de Villaverde que tampoco se celebra desde hace tres años. A partir de ahora, los amantes del séptimo arte tendrán que salir del distrito para poder asistir a la proyección de los últimos estrenos de la cartelera. El Grupo Klépierre España, que gestiona el espacio comercial situado en el barrio de El Espinillo aclara “que se trata de una decisión completamente ajena a nuestra voluntad y que no podemos evitar en ningún caso”. “El grupo exhibidor español Ábaco CineBox entró en liquidación en junio de 2013, fecha en la que la propia compañía inició la venta de sus cines de forma paulatina para poder pagar la deuda adqui- rida por la bajada constante de audiencia en sus salas. Una vez finalizada la venta y cierres de todas las salas Ábaco, proceso en el que está incluido el cine del Centro Comercial Los Ángeles, se llevará a cabo la disolución de la empresa Ábaco CineBox”, comentan en un comunicado. SIN CINES DE BARRIO “Perdemos los únicos cines del barrio y sus trabajadores, también vecinos, se quedan en paro. Nos quedamos sin un espacio para la cultura y lo sentimos mucho. Era muy importante porque en el distrito no tenemos nada de nada en materia de ocio”, aseguran desde la Asociación de Vecinos El Espinillo. Este colectivo, a través de Internet, propone soluciones alternativas de autogestión de estos cines para ver qué aceptación tienen en el barrio de cara a poderlo plantear al centro comercial. “No sé si la crisis o que a los vecinos no les interesaba la oferta, pero lo cierto es que los cines tenían muy poca demanda”, concluyen. Fuentes de la Junta Municipal de Villaverde dicen que es una mala noticia por la pérdida de puestos de trabajo, pero que era la crónica de una muerte anunciada por la falta de demanda. Gente en Madrid Sur – Miguel Hernández