Aguirre se estrena con la supresión de becas

48

Según informó en rueda de prensa Ignacio González, vicepresidente de la Comunidad de Madrid en funciones, el Gobierno regional destinará 59,3 millones de euros a las ayudas para la adquisición de libros de texto y comedor escolar. En el caso de los libros, la nota difundida por la Comunidad sólo se refiere a los 90 euros de dotación de la beca para los alumnos de Primaria y a los 110 para secundaria. De la ayuda para Educación Infantil, ni rastro. Pese a que durante toda la campaña que ha conducido a Esperanza Aguirre a revalidar otra mayoría absoluta, la presidenta ha insistido en que su apuesta era “la educación, la educación y la educación”, la reducción de las becas para libros en infantil viene a confirmar la tendencia de los últimos años. El Gobierno de Aguirre suprimió la beca para libros del primer curso de Infantil en 2008. Y en 2009 ocurrió lo mismo con el segundo curso, informa Servimedia. Ayer, la Comunidad informó de que, en total, las ayudas de libros se extenderán a 309.227 familias (9.247 más que este año). Pese al incremento de beneficiarios que calcula el Gobierno regional en funciones, la cuantía se ha estancado en el caso de la Educación Secundaria: el año pasado también fue de 110 euros. En primaria, ha bajado de los 104 a los 90 euros. Queja de los socialistas En este contexto, Juventudes Socialistas de Madrid (JSM) criticó ayer la “disminución” de las becas de libros y comedor. En opinión del secretario general de JSM, Daniel Méndez, Aguirre, “no ha perdido la primera oportunidad que ha tenido tras las elecciones de recortar la ayuda de la Comunidad a quienes más necesitan el apoyo de los poderes públicos”. Por otra parte, el PP de Madrid celebró ayer su primer Comité Ejecutivo tras las elecciones del 22-M. En su intervención, que fue abierta a los medios de comunicación, Aguirre felicitó a sus compañeros por los resultados del 22-M y les exigió que extremen la responsabilidad. Fuentes conocedoras del contenido de la reunión aseguraron que transcurrió en un tono cordial. Ni el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón, ni su mano derecha, Manuel Cobo estuvieron presentes en una cita en la que la presidenta invitó a los suyos a analizar los resultados “municipio a municipio” y “distrito a distrito” para ver qué se puede mejorar. En la capital, ella a superado al alcalde en 42.000 votos.