“De urgencia e interés general”

76

La muerte de cinco personas (tres adultos y dos niños) ha sacado a la luz un punto negro en la red viaria de la capital.

El choque, a primera hora de ayer, entre un turismo Daewoo Lanos y un autobús interurbano que regresaba a cocheras se produjo en un lugar donde son frecuentes los accidentes.

La Consejería de Obras Públicas de la Comunidad ya emitió en noviembre de 2001 un informe, al que ha tenido acceso la cadena de televisión Cuatro. En él señalaba la peligrosidad del enlace del by-pass sur con la antigua carretera de Villaverde a San Martín de la Vega (M-301).

Los vecinos han denunciado en foros de Internet y ante el Ayuntamiento este acceso, conocida ahora como avenida de los Rosales. El informe firmado por el entonces consejero de Obras Públicas, Luis Eduardo Cortés, recoge que este enlace es “un punto en el que en la actualidad se produce un alto número de accidentes, considerándose de urgencia e interés general la realización de las obras proyectadas a fin de mejorar la seguridad vial en este tramo”.

El tramo por el que circulaba el coche es una salida del by-pass, con la velocidad limitada a 40 kilómetros por hora y cuatro señales: preseñalización de stop, limitación de velocidad, prohibición de girar a la derecha y un stop. Se accede a una carretera de doble sentido.

El conductor se topa de frente con los vehículos procedentes de San Martín de la Vega y de Perales del Río. La titularidad de ese tramo corresponde al Ayuntamiento de Madrid, según el informe regional. Sin embargo, correspondía a la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes la ampliación de su capacidad, la mejora del entorno urbano existente y el reordenar las incorporaciones.

Las dos administraciones se echaron ayer la culpa de no haber acabado con este punto negro de la M-301. Fuentes de la Consejería de Transporte informaron de que el Gobierno regional no ha efectuado ninguna obra en ese punto, ya que se trata de un terreno cedido al Ayuntamiento en 2001. Por tanto, en su opinión, es competencia municipal.

Un portavoz del Ayuntamiento de Madrid no supo precisar anoche si se había hecho alguna actuación en ese punto conflictivo. El portavoz mantuvo que la competencia para hacer las obras era del Gobierno regional, y así consta en el informe. Los vecinos se han quejado en multitud de ocasiones de la peligrosidad de este punto donde son “frecuentes” los accidentes entre vehículos que salen del by-pass y los que circulan por la antigua M-301.

Tiene abiertos foros y páginas en Internet para que envíen sus firmas de denuncia y cartas al director de diferentes periódicos de la capital. Los vecinos han solicitado la construcción de una rotonda para reducir la velocidad de los coches que circulan por la avenida de Los Rosales. Eso también permitiría que los conductores que salen de la A-4 se percataran de que acceden a una carretera con doble sentido de circulación. Uno de los vecinos describía ayer el accidente en el que murieron cinco personas en un foro de Internet de la siguiente manera: “Hace 20 minutos que acabo de presenciar un accidente posiblemente mortal en el famoso cruce peligroso de la carretera de Villaverde a Perales. Acababa de salir de la N-IV y delante mía iba otro coche gris plata” “Meto cuarta, y enseguida tercera para disponerme a parar en el stop cuando veo que el turismo sigue como si no hubiera ninguna señal, sin frenar ni acelerar, simplemente sigue su camino y en sentido contrario venía un autobús de los verdes (vacío afortunadamente)… Se lo ha llevado de lleno, en todo el centro del coche por el lado del conductor.

Brutal. El coche ha volado literalmente entre chispas y un montón de humo. No olvidaré el sonido el impacto. Vosotros, que seguramente paséis por este punto negro todos los días, por favor tened cuidado. Si vienen amigos, avisadles.

Ojalá no se repita”, concluía Javier. Un conductor de La Veloz, la empresa del autobús accidentado, destacó que son frecuentes los accidentes. “No es la primera vez que pasa un accidente. Hace unas semanas, un coche ya chocó con el lateral de un autobús. No hubo muertos”, explicó este chófer.