Resumen de la reunión con José Manuel Calvo sobre la Avenida de los Rosales

487

El pasado 16 de abril de 2019 mantuvimos por fin una reunión con el concejal delegado del Área de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, a la que también acudieron el Coordinador General de Urbanismo, Ezequiel Domínguez, el director general del Espacio Público, Jose Luis Infanzón, el director general de de Gestión Urbanística, Carlos Lasheras, y el jefe de gabinete del concejal, Pablo Carralero.

El concejal no tuvo reparo en reconocer el error que habían cometido al no contestar a la asociación durante más de un año y cuatro meses, y que la campaña de colocación de carteles en el barrio, y su repercusión mediática, habían provocado que actuaran con celeridad para tratar de normalizar la situación. José Manuel Calvo pidió perdón en varias ocasiones y quiso pasar página comprometiéndose a mejorar la comunicación a partir de ahora. 

A pesar de que son muchos los temas que tenemos pendientes con urbanismo, la reunión se ciñó al estado de las conversaciones con la Comunidad de Madrid para el acceso y la mejora de la M-301 que llevamos tanto tiempo reivindicando.

El director deneral del Espacio Público, José Luis Infanzón, informó que tras varias reuniones con la Dirección General de Carreteras la posición de la Comunidad de Madrid es que ellos no quieren acometer ninguna reforma en la carretera y que su intención es cederla al Ayuntamiento, algo que necesita un convenio y unas obras de urbanización que debe ejecutar la propietaria de la vía, la Comunidad de Madrid, antes de que el Ayuntamiento pudiera recepcionarla, al igual que se hizo con el tramo que va desde Novosur, hasta el by pass de la A4.

Desde urbanismo del ayuntamiento ven necesaria esta cesión, ya que coinciden que el tramo entre el by pass y la M45 es claramente urbano, pero creen que sería una actuación que tardaría varios años en llevarse a cabo.

Mientras todo este proceso se lleva a cabo, el ayuntamiento ha manifestado a la Dirección General de Carreteras su intención de construir la rotonda que llevamos tantos años solicitando, siempre que la Comunidad de Madrid diera permiso porque seguiría siendo la propietaria de la vía. La Comunidad sólo pondría como condición que la rotonda fuera partida, para que siguieran teniendo prioridad los vehículos que proceden de la M-301.

El problema de esta solución es que para poderse llevar a cabo se deben ocupar unos terrenos que actualmente pertenecen a la subestación eléctrica que se supone que debería estar desmantelada desde hace una década. En el mejor de los escenarios, según lo que Iberdrola ha comunicado a urbanismo, el desmantelamiento estaría completado a finales de 2020 por lo que la rotonda aún tardaría más de dos años en poder ejecutarse.

Por este motivo, urbanismo iba a trasladar una segunda opción temporal a la Comunidad de Madrid, que es realizar una intersección semaforizada en la que se pudiera girar desde y hacia el barrio de Butarque en ambos sentidos de la carretera.

Esta solución, aunque no nos parece la idónea, permitiría ser cometida en un breve espacio de tiempo, reduciría la velocidad con la que se circula en ese tramo de carretera y permitiría conseguir un nuevo acceso al barrio.

En cualquier caso, esta solución estaba pendiente de un estudio de viabilidad y aún así debería ser aceptada por la Comunidad de Madrid.

Había una tercera opción que desde urbanismo había sido descartada que sería mover la carretera para que se pudiera hacer la rotonda sin tocar los terrenos de la subestación. El motivo del rechazo era la complejidad de la obra, su altísimo coste y el perjuicio que se generaría al tener que cortar durante mucho tiempo el tramo de la Avenida de los Rosales, algo que no sería aceptado por la Dirección General de Carreteras.

El concejal se comprometió a realizar los estudios y remitir las distintas opciones a la Comunidad de Madrid, dejar constancia por registro y emplazarnos a una nueva reunión en menos de un mes donde se nos informaría de los avances de estas actuaciones, así como de los otros problemas que hemos presentado relacionados con la concejalía de urbanismo.

Esperamos que esta vez se cumplan los pasos y que hayamos conseguido iniciar el camino que nos lleve a conseguir la reivindicación de lograr una Avenida de los Rosales segura y accesible.