El Ayuntamiento de Madrid no da respuesta a los malos olores

115

En un escrito dirigido a AVIB, la Oficina del Defensor del Pueblo pone en conocimiento de la asociación vecinal la falta de respuesta del Ayuntamiento de Madrid ante los requerimientos de este organismo e informa de haber requerido nuevamente respuesta sobre las quejas relativas a malos olores provinientes de las depuradoras de La China, La Gavia y Butarque y la incineradora de Valdemingomez. A pesar de que Ana Botella, ante las quejas vecinales, situaba el origen de los olores, sorprendentemente en Pinto, desde la Junta de Distrito de Vallecas explicaban que en Valdemingómez existen tres grandes «eras de lixiviación», en las que se produce la descomposición de los residuos sólidos. Dos de ellas están cerradas, pero queda una tercera por sellar. «No se ha acometido esta legislatura por problemas presupuestarios, pero la próxima legislatura sí se hará», según las explicaciones del concejal Ángel Garrido. Por su parte, el Defensor del Pueblo había sugerido en noviembre de 2010 al Área de Gobierno de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid que realice un estudio olfatométrico del Parque Tecnológico de Valdemingómez, como han pedido las asociaciones vecinales del PAU de Vallecas y AVIB y de conformidad con la normativa sobre calidad del aire de la Unión Europea aprobada en 2004. La institución reconocía que, pese a las mejoras de las instalaciones promovidas en los últimos años por el Consistorio en Valdemingómez para mitigar el mal olor, sigue recibiendo quejas de vecinos de Rivas-Vaciamadrid, el PAU de Vallecas y Butarque en los que aseguran que la situación no mejora. El Defensor del Pueblo considera que el problema radica en una falta de planificación urbanística que ha permitido que esta infraestructura se haya construido en una zona demasiado próxima a zonas residenciales. defensor-del-pueblo-olores-sd.jpg