El nuevo Ausias March se construirá en dos fases

52

LOS DETALLES DEL PROYECTO Las obras de construcción de la primera fase del nuevo colegio, contarán con un presupuesto de 1.499.999,62 euros y un plazo de ejecución de 11 meses. Con este plazo, resulta complicado aventurar que el edificio esté listo para el inicio del curso 2011-2012, aunque muy probablemente en la adjudicación se valorará positivamente la reducción del tiempo de construcción. El centro se levantará en el solar anexo al Colegio El Greco, utilizando una superficie total de 10.029 m2. El conjunto de edificios previsto tendrá forma de “L”. En esta primera fase, se construirá únicamente un edificio lineal de una planta que acogerá 9 unidades de Educación Infantil y una sala de Usos Múltiples. Por tanto, el nuevo colegio no contará con aulas de primaria, comedor, ni gimnasio. Todo esto quedaría pendiente del desarrollo de una segunda fase, cuya ejecución no está todavía programada. Se levantaría un edificio de dos plantas perpendicular a la calle Estefanita que completará la “L”, y albergará 18 aulas de primaria junto a diferentes salas y dependencias administrativas. Un edificio anejo será destinado a comedor escolar y el polideportivo se situará en el espacio interior de la “L” donde también se ubicarán las pistas deportivas contempladas en el proyecto. LAS CONSECUENCIAS DE LA CONSTRUCCIÓN EN DOS FASES Al no contemplarse, en esta primera fase del proyecto, elementos fundamentales como comedor, o polideportivo, se está prolongando la situación de falta de autonomía del colegio Ausias March. Parece difícil que una sala de usos múltiples, con una superficie similar al de un aula de infantil, pueda servir de comedor para los niños. Lo mismo ocurre con el gimnasio, lo que obligará a que, posiblemente, las actividades extraescolares se sigan desarrollando en El Greco. Y por supuesto, todos los alumnos que terminaran la educación infantil se verían obligados a continuar la primaria en aulas cedidas, de no ejecutarse la segunda fase a tiempo. Por tanto, estamos obligados a reivindicar que la primera y segunda fase del colegio se ejecuten de manera inmediata. La solución adoptada supone un nuevo parche que pretende solucionar de manera parcial el problema de la escolarización en educación infantil, pero mantiene el resto de los problemas que los alumnos se encuentran en la actualidad, condenando a los niños de los dos colegios a unas condiciones inaceptables. ENTONCES, ¿HAY MOTIVOS PARA CELEBRAR LO CONSEGUIDO? Aunque la solución adoptada no deje contento a nadie, lo que ha quedado claro es que ha bastado que el barrio se movilizara de manera decidida para lograr avanzar. Es cierto que hasta que no se construya la segunda fase debemos seguir peleando para que los niños cuenten con un colegio digno, pero es indudable que la Comunidad no tenía ninguna intención de construirlo, y sólo después de llevar a cabo una movilización, que incluyó llevar el problema a los medios de comunicación, una campaña de recogida de firmas, y una importante manifestación en el barrio, se ha logrado este primer paso. En un barrio con tantas necesidades como el nuestro, demostrar que la movilización es el único camino de lograr las inversiones necesarias es fundamental, y el hecho de ir consiguiendo logros, aunque sean pequeños, debe ser motivo de celebración y un impulso para continuar por la misma senda. Lo malo sería no hacer nada y quejarnos, o hacer algo y no lograr nada. En Butarque tenemos mucho que hacer, porque tenemos mucho que lograr. Por ese motivo, desde AVIB os llamamos a continuar la movilización en torno a los problemas educativos en el barrio. En la asamblea vecinal del pasado domingo quedó claro que la gente tiene ganas de pelear, y el siguiente paso será entregar las firmas recogidas en la Consejería de Educación en presencia de padres, madres, alumnos y vecinos, solicitando la construcción inmediata del Instituto y de la primera y segunda fase del nuevo colegio. ¡¡¡ENTRE TODOS ESTAMOS HACIENDO UN BARRIO!!!