En año de elecciones, la Junta Municipal recupera la Cabalgata despreciando el trabajo de los vecinos durante los últimos años

120

Después de alegar durante tres años que el distrito de Villaverde no podía permitirse el lujo de organizar actividades como la Cabalgata de Reyes, este año la Junta Municipal, a pocos meses de las elecciones municipales, está dispuesta a tirar la casa por la ventana y organizar el desfile más caro de todos los que ha organizado en su historia y también el más costoso de todos los que se organizan en los distritos de Madrid. Nada más y nada menos que 119.431,84€ de presupuesto que prácticamente duplica el del último año que fue organizada por la Junta (64.000 euros en el año 2010) y muy superior a los presupuestos de los distritos que este año también organizarán Cabalgatas (59.951,87 € Moratalaz, 58.503,50 Fuencarral-El Pardo, 55.000 Vicálvaro, o 31.500 euros Puente de Vallecas). OPTAN POR LA PRIVATIZACIÓN DESPRECIANDO LA CABALGATA POPULAR En los tres años que la Junta no quiso organizar la Cabalgata, fueron los vecinos y vecinas los que se organizaron para hacer posible la llegada de los Reyes Magos a las calles de Villaverde sin más ayuda económica que la ofrecida por el pequeño comercio del distrito. La Junta Municipal no sólo no colaboró con las entidades sino que denegó los tres años el permiso para poder realizarla, alegando falta de efectivos de la policía municipal que ahora no parecen existir. Y cuando la Junta decide recuperar la Cabalgata, ha optado por ignorar el trabajo vecinal de estos años y recurrir a la privatización de la misma a través de un concurso donde las entidades vecinales no pueden participar. LA FARSA DE LA PARTICIPACIÓN VECINAL Para ser informados de las intenciones de la Junta, las entidades ciudadanas de Villaverde fuimos convocados a una reunión “informativa” el pasado 30 de octubre, donde se nos explicó que la intención era privatizar la Cabalgata y limitar la participación vecinal en la posibilidad de colocar un letrero en 5 de las 8 carrozas con las que va a contar el desfile con el nombre de las entidades que se elegiría por sorteo. De esta forma, la Junta pretende presentar como un acto de participación una simple farsa que se limita a poner un nombre en una carroza que previamente habrá pagado una empresa privada, pero que permite presentar la Cabalgata como una actividad participativa. Las asociaciones de la Cabalgata Popular rechazaron esta opción y pidieron a la Junta que no privatizara la Cabalgata, sino que optara por un convenio que permitiera una organización popular que ahorraría mucho dinero a las arcas municipales en un distrito como Villaverde, con muchas carencias sociales y equipacionales. La Junta Municipal se cerró en banda ante esta opción, alegando que sólo una empresa privada podría cumplir los requisitos para garantizar la seguridad de la Cabalgata. EXIGEN A LA EMPRESA PRIVADA LO MISMO QUE A LOS VECINOS Pero basta con ver el pliego de la licitación que publicó el Ayuntamiento de Madrid el día 26 de noviembre y compararlo con los requisitos que se solicitaron a la Cabalgata Popular en 2014, cuando después de haberla denegado rectificaron tras la intervención de la Delegación del Gobierno que no quería seguir asumiendo una competencia que no era suya. La licitación pide 8 carrozas con 6 personas de seguridad por cada una, cuando la Cabalgata Popular ha contado con hasta 13 carrozas flanqueadas por no menos de 12 personas, y el resto de requisitos son similares, o incluso por debajo, de los solicitados a los vecinos. DENIEGAN LA CABALGATA POPULAR POR CUARTO AÑO CONSECUTIVO Los vecinos solicitaron el pasado mes de septiembre, ya que desconocían los planes municipales, el permiso para organizar la Cabalgata Popular de Villaverde, pero el Concejal Presidente, Joaquín Martínez Navarro, emitió el pasado 18 de noviembre un decreto denegándola, alegando que coincidía con la organizada por la Junta. Resulta llamativo que la Junta quiera gastar cerca de 120 mil euros en un evento que los vecinos organizaban con sus propios fondos y que se niegue a una fórmula de participación conjunta que permitiera ahorrar al Ayuntamiento, al menos, tres cuartas partes del presupuesto asignado. OCHO VECES MÁS CARA QUE LA POPULAR Y CON MENOS CARROZAS La Cabalgata Popular de 2013 contó con 13 carrozas y un presupuesto total inferior a los 15.000 euros. Ahora, por cinco carrozas menos, el Ayuntamiento tendrá que pagar ocho veces más. Pese a ser uno de los años donde con mayor crudeza estamos viviendo la consecuencia de la crisis en el distrito, los representantes del ayuntamiento consideran que “la situación económica ha mejorado”, algo que sólo parece ocurrir en cuanto a sus intereses pues en el distrito continúa la falta de ayudas sociales, equipamientos y la situación de los servicios públicos, como la recogida de basuras o la limpieza, resulta inadmisible. Habiendo entidades sin ánimo de lucro y con demostrada capacidad e implicación para realizar la Cabalgata, no se entiende la cerrazón de la Junta para privatizar a toda costa la actividad. ¿Por qué la Junta Municipal opta por esta opción en lugar de organizarla con las entidades vecinales?, ¿por qué el pliego sale un 26 de noviembre con tan poco tiempo de antelación?, ¿qué empresa va a beneficiarse de tan suculento contrato?, ¿no hay otras prioridades en el distrito de Villaverde?, ¿por qué no tenemos biblioteca, o campo de fútbol de césped, o tantas otras cosas y sí la Cabalgata más cara de todos los distritos de Madrid?