Encerrados contra la privatización

64

Los delegados se encerraron desde las 14 horas y pretenden estar allí hasta el martes que viene, cuando se producirá una jornada de huelga. Según las organizaciones sindicales, el encierro “está motivado por las intenciones del alcalde Alberto Ruiz-Gallardón de privatizar este centro deportivo después de someterle a unas profundas obras de rehabilitación pagadas con los fondos estatales del Plan E”. Agregaron que el centro está “rodeado por coches de policía con la orden directa del concejal del distrito de que no se facilite alimentos ni agua a los delegados, y se les impida la utilización de los aseos y la movilidad, encontrándose recluidos en la terraza de un voladizo a la intemperie”. Los agentes “no dejan ni siquiera bajar al cuarto de baño”, aunque “parece que finalmente la presión de algunos compañeros ha conseguido que cedan” en ese punto. Fuentes municipales han evitado hacer declaraciones salvo para explicar que se han introducido en un edificio en obras. No en balde, en juego está lo que, a juicio de los sindicatos, es un “incumplimiento” de las promesas electorales del alcalde de mantener la gestión directa en todas las instalaciones deportivas que ya estaban construidas antes de su llegada al Consistorio. Suspensión del Pleno Los sindicalistas se quejan de que llevan varias semanas reclamando una reunión con los responsables locales para que les aclaren cuál es la situación del polideportivo y qué va a ocurrir con sus 57 trabajadores. La semana pasada en el Pleno presupuestario del distrito se manifestaron y el concejal-presidente, Luis Miguel Boto, lo suspendió. También protestaron en el nombramiento de Hijo Adoptivo de la Ciudad de Mario Vargas Llosa. Por último, este jueves, los sindicalistas acudieron a un acto del alcalde en el barrio de Las Tablas. En esta última intervención pública del regidor, los sindicatos concertaron una entrevista con el delegado de Hacienda, Juan Bravo, que les recibirá este lunes para buscar alguna solución. También preven una reunión con el alcalde. Entre medias de los dos encuentros tendrá lugar la huelga de 24 horas que han convocado las tres plataformas sindicales, que se producirá el día 14 de diciembre y que se completará con una concentración a mediodía en la Puerta del Sol, en la que darán clases de baile a los ciudadanos.