La Ciudad-Estado de Sol acuerda seguir viva una semana más

29

Los indignados en la Puerta del Sol han acordado mantener las concentraciones al menos durante una semana más, hasta el próximo domingo a las 12 del mediodía, para articular mejor el movimiento y poder conseguir así un cambio social. Los concentrados han sugerido establecer turnos para no agotar las fuerzas, si la movilización se prolonga demasiado y, para evitar así que “el movimiento muera de viejo”, y se ha propuesto también descentralizarlo a los barrios, a los municipios y a Internet para darle permanencia en el tiempo, según los organizadores. Las decisiones han sido acordadas en la Asamblea general, un órgano soberano de decisión, después de ser escuchados en público los planteamientos de las distintas comisiones y grupos de trabajo, así como la voz particular de los concentrados. Han insistido en permanecer el tiempo necesario en la Puerta del Sol, y en su momento, llegado el caso, a partir de la próxima semana abandonar la plaza “de forma bonita y festiva”, una vez logrado un compromiso de cumplimiento de sus reivindicaciones. El orden del día de la asamblea, un encuentro que se ha celebrado en un ambiente muy participativo y multitudinario, pese a las altas temperaturas, ha incluido también el debate sobre el protocolo a seguir en caso de desalojo de la plaza, y el suministro de energía al campamento, con la decisión de que sea autónomo mediante placas solares y autogeneradores. Ya por la tarde, en una asamblea aún más multitudinaria, los acampados decidían que el campamento mantenga su tamaño actual. De esta forma, descartaban la idea inicial de llevar la protesta más allá de Sol a calles y plazas aledañas.