La Consejería de Educación da marcha atrás a su intención de recortar grupos en el colegio El Greco

59

Una vez más, y ya son incontables las ocasiones, la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha vuelto a demostrar su incapacidad para mantener una mínima coherencia a la hora de tratar los problemas educativos del barrio. A finales del mes de abril, la Dirección del Área Territorial de Madrid Capital, con Belén Aldea al frente, comunicó a la dirección de El Greco la reducción de dos grupos en cuarto y quinto de primaria, lo que suponía masificar al límite de la legalidad estos dos cursos y alterar la escolarización de [email protected] [email protected] Afortunadamente, las medidas de presión llevadas a cabo por el AMPA, y la oposición del equipo directivo del colegio, han provocado que la Consejería de marcha atrás a unos planes que carecían de sentido y viabilidad. Pero no es la primera vez que esto sucede. El pasado mes de octubre, el AMPA del Ausias March tuvo una reunión con la Directora de Área, Belén Aldea, donde dijo que la intención de la Consejería era derivar alumnos de primaria de El Greco a las aulas que quedarían libres del Ausias, dejando la ESO dentro de El Greco. Sólo un mes después, la misma persona, decía a representantes de AVIB que no contemplaban mover a los alumnos de secundaria del Ausias. Cuando fue a verla el AMPA El Greco en el mes de febrero, esta señora lo que dijo es que iban a reducir un curso de primero de infantil, tanto en El Greco como en el Ausias (demostrando la directora del área un gran conocimiento del barrio en el que se han quedado fuera, a día de hoy, varios [email protected] porque se han completado todas las plazas disponibles). Nada de esto se llevó a cabo, y lo que hicieron fue sacarse de la manga una reducción de grupos que no solucionaba nada y que además era inviable desde el punto de vista educativo y organizativo. Se puede pensar que esta señora, Belén Aldea, nos miente por diversión (algo que no descartamos teniendo en cuenta lo mucho que le gusta ir hablando de las demás entidades del barrio cuando se reúne con alguna, aunque como sucede con el resto de las cosas que dice no hay que hacerle demasiado caso), pero estamos convencidos que la cosa es mucho más preocupante: nos mienten porque realmente están improvisando con nuestros hijos y con su educación, que de la misma manera que han estado jugando con el Ausias March durante tantos años, ahora lo van hacer con El Greco, y lo harán con cualquier otro colegio siempre y cuando puedan evitar construir el instituto que tanta falta hace en el barrio. Porque esto no es nada comparado con los encajes que tendrán que hacer en el curso 2014-2015 si siguen empeñados en retrasar la construcción del instituto, o si continúan planteando una nueva solución chapucera que pase por una construcción por fases del nuevo centro. Porque por muchas florituras que hagan, dentro de dos cursos, los niños y niñas del barrio no entrarán en las instalaciones escolares que existen, y por tanto habrá dos opciones, o recortar, o construir el instituto. Y ese recorte podrá afectar a los alumnos de El Greco, a los del Ausias March, a los de Los Rosales (que ya este año se han visto afectados por la carencia de plazas de ESO), a los del Europa (que seguirán sin tener bachillerato) y a todos los que en el futuro tuvieran que escolarizar a sus [email protected] porque la reducción podría venir por el primer curso de infantil. En definitiva, es algo que afecta a todo el barrio y a todos los colegios, y para evitarlo habría que ser capaces de movilizarnos antes de que se produzca el recorte porque después puede ser muy tarde. Además, si el instituto no se contempla en los presupuestos de la Comunidad que se aprueban a finales de año, su construcción será imposible antes de 2015. Los problemas de estos meses, los que hemos vivido y los que todavía no se han terminado de resolver, como los alumnos de ESO de Los Rosales y los que se han quedado sin plaza en infantil en el barrio, deben servir para que nos pongamos como prioridad de los próximos meses la reivindicación de la construcción del instituto y volver a crear una lucha que, en esta ocasión, no puede detenerse hasta que el edificio esté terminado, porque ya hemos visto de lo que son capaces en la Comunidad y para lo poco que sirven las reuniones y los diálogos que no van acompañados de las reivindicaciones de los afectados. Además, hacemos un llamamiento a las madres y padres que actualmente se encuentran sin plaza escolar en el barrio, tanto en educación infantil como en secundaria, para que, si tras la comisión de escolarización continúan sin poder matricular a sus [email protected] en los centros educativos del barrio, se pongan en contacto con nosotros para estudiar medidas de presión, y evitar que ni un solo niño o niña de Butarque tenga que estudiar en otro barrio por culpa de la política chapucera y de improvisación a la que nos tienen sometidos desde la Consejería de Educación. Recuperar el espíritu de la “Marea Amarilla” y volver a alcanzar el grado de movilización que llevó a juntar a más de mil personas del barrio en la Puerta del Sol hace poco más de un año, debe ser el objetivo que nos marquemos para el inicio del próximo curso, y no abandonarlo hasta conseguir la plena construcción de los equipamientos educativos que necesitamos y que son la única manera de garantizar una educación pública de calidad para nuestros [email protected]