La justicia da la razón a la asociación y anula la licencia de la gasolinera

1733

Aunque hemos tenido que esperar más de tres años desde que se interpuso la demanda contra la concesión de la licencia de la gasolinera de la calle Hulla, ayer hemos sabido que el Juzgado de lo contencioso Administrativo nº 28 de Madrid ha estimado el recurso interpuesto por la Asociación de Vecinos Independiente de Butarque y anula la actuación administrativa que se llevó a cabo.

Tal y como defendíamos, el proceso de concesión de la licencia fue totalmente irregular, ya que se omitieron los trámites de información pública y notificación a los vecinos interesados, el proyecto había sido redactado por una persona incompetente según juridisprudencia del Tribunal Supremo, carecía de proyecto de actividad y no se había tramitado correctamente la declaración de impacto ambiental.

Por tanto la sentencia falla en contra del Ayuntamiento de Madrid y anula el acto administrativo de concesión de licencia, aunque ahora puede recurrir en un plazo de quince días.

Consideramos que hemos demostrado sobradamente que teníamos razón y por ello solicitaremos de manera inmediata que el Ayuntamiento no recurra la sentencia y se posicione del lado de los vecinos que se opusieron a esta actuación y que han recibido el respaldo judicial.

De esta forma se debería proceder al cese de la actividad y a la recuperación del solar destinado a la construcción del centro de salud, que se encuentra anexo a la gasolinera.
Todo esto se habría podido evitar si en su día los responsables municipales hubieran querido escuchar nuestras quejas y buscar una alternativa para la ubicación de la gasolinera. Ahora las consecuencias serán mucho mayores, pero creemos que es fundamental tratar de proteger la seguridad y la salud de los vecinos y vecinas que conviven a escasos metros de la instalación, a pesar de que los estudios indican que a menos de 100 metros se desprenden gases cancerígenos y otras sustancias nocivas para la salud.
Seguiremos informando.