Los bomberos de la capital tardarán más del doble de tiempo en llegar a los avisos

54

La huelga de horas extraordinarias que el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid lleva realizando desde el pasado 1 de enero en protesta por sus condiciones laborales va a tener una consecuencia clara, y es que tardarán más del doble en llegar a los avisos por incendio, especialmente en los distritos más alejados del centro de la ciudad. Según los propios trabajadores, el tiempo que se venía tardando de media en el caso de encontrarse con la comunicación de un fuego era de unos 7 minutos. Ahora es el doble, llegando hasta el cuarto de hora en algunos casos. Además, el problema podría ir a más en los próximos días, ya que este miércoles los sindicatos han convocado una asamblea secreta en la que se discutirá y votará la posible convocatoria del primer paro general de su historia: “Los ánimos están muy crispados y los más probable es que gane el ‘sí’. En ese caso, haríamos una huelga general de 24 horas que se convertiría en indefinida si el Ayuntamiento siguiera negándose a sentarse con nosotros”, explica un miembro del Cuerpo a 20 minutos. Esta posible huelga general sería el último episodio de un conflicto que lleva enquistado desde el pasado marzo, la última vez que ambas partes se vieron las caras. Por un lado están los bomberos, los cuales exigen más efectivos y mejores recursos, y por otro, el Consistorio de la capital, que pretende cambiar el calendario laboral de la plantilla para que su labor sea más eficiente, especialmente en verano. El Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid está compuesto actualmente por 1.508 miembros. Hasta el 1 de enero, 175 de ellos se turnaban cada día para hacer guardias, muy lejos de la carta de servicios de la dirección en la que se recomendaba que hubiera 230 trabajadores en activo a diario. “Hasta hoy, solíamos compensar este déficit con horas extra. Sin ellas se perderán cerca de 50 guardias al día”, explica Carlos Moreno, portavoz de CC OO. Esta carencia, que el Consistorio niega, ya ha causado algún que otro incidente desagradable. Hace unas semanas hubo un pequeño incendio justo al lado de un parque de Bomberos de la capital. “Estaba a poco más de 100 metros. Andando no hubiéramos tardado ni un minuto”, explica uno de los miembros del Cuerpo que estuvo presente aquel día, “pero resulta que, por las carencias de la plantilla, en ese momento no había ningún conductor en el parque y tuvieron que llamar a otro que estaba más lejano. Tardaron diez minutos en llegar. Gracias a Dios no pasó mucho más… Claro que, si es tu casa la que se está quemando, estas cosas no deben hacer ni pizca de gracia”, apostilla. Para solucionar estos problemas, el Ayuntamiento convocó el pasado diciembre 220 plazas de bombero. Sin embargo, estos nuevos efectivos no estarán listos hasta el año 2013 porque tienen que pasar por un periodo de formación. No obstante, fuentes del Servicio de Emergencias local aseguran que esta huelga de horas extra no tendrá mucha repercusión: “El número de salidas de los bomberos es muy baja. Y en caso de necesidad, haríamos una resolución para que sean los jefes de grupo los que realicen las horas extraordinarias”, agregan estas mismas fuentes. A estos problemas hay que sumar los de los policías municipales, que exigen la convocatoria de nuevas plazas: “Nosotros también estamos saldando el déficit de efectivos con horas extra”, asegura un portavoz sindical del Cuerpo.