Manifestación contra la privatización del Canal de Isabel II

55

Este martes 10 de mayo, la plataforma en contra de la privatización del Canal de Isabel II, de la que forma parte, entre otras organizaciones, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos, ha convocado una manifestación a partir de las 19:30 horas desde Callao a la Puerta del Sol. Os copiamos el manifiesto de la Plataforma y os animamos a participar en esta manifestación que busca defender el patrimonio de todos, en contra del saqueo de lo público.

MANIFIESTO DE LA PLATAFORMA EN CONTRA DE LA PRIVATIZACIÓN DEL CANAL DE ISABEL II

En diciembre de 2008 la Asamblea de Madrid aprobó la privatización del Canal de Isabel II, con los únicos votos del Partido Popular, facultando al Consejo de Gobierno de la Comunidad a reemplazar a la actual empresa pública por una sociedad anónima, el 49% de cuyas acciones se pondrá a la venta. Con esta decisión el Gobierno de la Sra. Aguirre pretende convertir en un negocio el servicio del ciclo integral del agua, que ha venido siendo servido con eficiencia desde hace mas de 150 años por una empresa pública que genera importantes beneficios (98.5 millones de euros en 2009) y cuenta con un alto grado de aceptación de los ciudadanos madrileños. Igualmente, de consumarse este hecho, se robaría a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid el inmenso patrimonio acumulado por el Canal en infraestructuras, suelo, inmuebles, etc. que pasaría a manos privadas. También es importante la enajenación económica que supondrá la privatización de los activos que el Canal dispone a través de su participación accionarial en las más de 30 empresas que constituyen el Grupo Canal y que a través de Canal Extensia se ha extendido por diversos países de Latinoamérica. A la pregunta de ¿por qué se quiere privatizar una empresa rentable y eficaz?, la respuesta de la Presidenta de la Comunidad dice que el objetivo es la captación de recursos externos (4.000 millones de €) para financiar nuevas infraestructuras, lo cual es mentira por tres razones: primero, porque la mayoría de las inversiones no son necesarias, como así lo han demostrado diversos estudios realizados por organizaciones sociales y la propia Confederación Hidrográfica del Tajo; segundo, por que la financiación a través de la entrada de accionariado privado, es un negocio ruinoso por los altos beneficios que esperan obtener los accionistas; y tercero, porque si se necesitara financiación, el Canal podría obtenerla sin dificultades a través de la banca privada, a costes mas bajos, como ya ha hecho en otras ocasiones. ¿Cuál es por tanto la razón verdadera de la privatización?: la obsesión enfermiza del PP de privatizar todos los servicios públicos y regalar al sector privado (a sus amigos empresarios) un negocio (el del agua) sin riesgos y con altas tasas de ganancia. La Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II, considera un desatino esta actuación, por lo siguiente: – Por que la privatización del Canal no tiene justificación desde ningún punto de vista (ni económico, ni técnico, ni social) y sin embargo puede conducir a la prestación de peores servicios, a un mayor coste del agua, tal como se ha demostrado en privatizaciones similares como el caso de París y a un empeoramiento de las condiciones de sus trabajadores. – Porque el objetivo fundamental de una empresa con accionariado privado es el beneficio y no la mejora del servicio. Las nuevas inversiones y los beneficios de los accionistas los pagaremos los ciudadanos a través de la tarifa. – Porque la experiencia demuestra que una empresa pública es a menudo mas eficiente desde el punto de vista económico, social y ambiental, tal como lo ha demostrado el Canal de Isabel II. Aplica mejor las políticas de ahorro del agua y puede dedicar íntegramente los recursos generados a mejorar la calidad del servicio. – Porque experiencias similares (Roma, Berlín, etc.) demuestran que privatizar el 49% no garantiza el control público de la nueva empresa. – Porque el proceso adolece de un déficit democrático y falta de transparencia desde su comienzo, ya que los ciudadanos no han podido participar de ninguna forma en una decisión tan importante para sus intereses y tan siquiera esta privatización fue incluida en el programa electoral que el PP presentó en las últimas elecciones. – Porque la privatización presenta importantes lagunas legales, al obviar la propiedad del Estado de importantes infraestructuras del ciclo del agua y la voluntad de los ayuntamientos, propietarios de otras, cuya gestión se ha cedido al Canal a través de acuerdos y convenios. En la actualidad el proceso de privatización se está acelerando, tras disponer el Gobierno regional de los informes encargados al BBVA, y a las consultoras Rothschild, TINSA y Cuatrecasas, sobre las condiciones de salida al mercado de la nueva empresa y algunas declaraciones del Vicepresidente Regional apuntan a que la privatización podría producirse en mayo de 2011. Es preciso por tanto redoblar la lucha contra este desatino, movilizando a la ciudadanía, informando a la sociedad e impulsando cuantas actuaciones sean posibles desde el ámbito político, social, legal e institucional, para paralizar la privatización. Plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II