Masiva afluencia en defensa de la Educación Pública

54

La FAPA convocó a las familias a realizar un acto festivo en el Parque del Retiro, para realizar una merienda en grupo y manifestarnos de esa manera de una forma festiva, lúdica y, a la vez, reivindicativa. La zona escogida había sido la que se encuentra en torno al Templete de Música del Retiro, pero todo el parque acabó siendo ocupado por miles de camisetas verdes, esas que a determinadas personas les molesta tanto ver. Después, la FAPA había convocado una marcha entre la fachada de la Consejería de Educación y Empleo y la sede del Gobierno regional, situada en la Puerta del Sol. La petición realizada a la Delegación de Gobierno fue para que unas doscientas personas portaran una pancarta durante el trayecto, en la cual figuran los nombres de todas las APAS federadas a la FAPA. El resultado fue que, según los datos que nos han dado quienes se dedican a contar los asistentes, fuimos unas 15.000 personas las que llevamos la pancarta. La FAPA no entrará en una guerra de cifras con ningún representante político, pues ya sabemos la tendencia a minimizar los datos que tienen algunos, y ya les concedemos una, la que figura en los documentos de solicitud para la marcha: 200 personas. Tanto ellos como nuestra federación, y especialmente todas aquellas personas que participamos en la fiesta y la marcha posterior, sabemos lo que allí sucedió y el éxito sin precedentes cosechado por una organización de padres y madres del alumnado, en unas actuaciones que convocaba en solitario como era su deseo. Si el Gobierno regional quiere seguir con sus peleas de baja catadura moral y obviar lo que dice la ciudadanía madrileña, cada día más alto y más claro, que lo haga, comete un profundo y quizás irreversible error para sus propios intereses. Las familias, lo que hemos dicho ayer es que los docentes que han desaparecido de los centros educativos deben volver a ellos de forma inmediata, que las materias que aún no han comenzado a impartirse por la falta de profesorado deben comenzar ya, y que esta situación ha sido provocada exclusivamente por unas directrices irresponsables de los máximos gestores educativos, la Consejera de Educación y Empleo y todo su equipo. La situación es inaceptable para las familias y exigimos una solución inmediata y definitiva. Ayer hemos dado una muestra innegable de fuerza como movimiento asociativo y como ciudadanos. Si no rectifican, volveremos a salir a la calle, y seremos aún muchos más.