Resumen asamblea de sanidad

82

El domingo 10 de marzo, tuvo lugar en el barrio la primera asamblea de sanidad. La jornada estuvo ambientada con la colaboración de profesionales del centro de salud Los Rosales, que tomaron la tensión y midieron el azúcar de los asistentes y viandantes, así como con la óptica Los Rosales, que participó realizando controles de audición y visión. Comenzó la charla, Javier Medel, sanitario y miembro de la plataforma P.A.T.U. Salud, quien expuso el alcance de los planes privatizadores del gobierno a nivel estatal y su particular aplicación en la Comunidad de Madrid, comunidad que lleva apostando por la privatización de la sanidad desde hace tiempo y que ahora, una vez finalizada la burbuja del ladrillo, abre las puertas a los empresarios amigos poniendo en sus manos la “burbuja de la sanidad”, un rentable negocio de 300.000 millones de euros. El primer trozo de este goloso pastel, listo ya para ser firmado, se lo llevarán las Mutuas, únicas responsables en breve de conceder y gestionar las bajas laborales. En su ponencia se puso de manifiesto el deterioro de la atención en los servicios y hospitales ya privatizados, haciendo hincapié en que, hasta la fecha, todos los estudios realizados a nivel europeo reflejan que la calidad de atención médica es invariablemente mejor en los hospitales de servicio público, cuyo único objetivo es mejorar la salud del paciente, frente a hospitales privados que buscan el beneficio de un negocio, en este caso la salud de los ciudadanos. Indicó también que desde el gobierno regional se está intentando desviar a los pacientes a clínicas privadas, falseando los tiempos de las listas de espera en los hospitales públicos. Laura Laína, enfermera del centro de salud Los Rosales nos explicó cómo se vive el día a día del desmantelamiento de la sanidad pública, privándoles de materiales básicos necesarios para hacer curas, o cómo hay pacientes que simplemente por dejar de cotizar a la Seguridad Social, o ser mayores de 26 años y no encontrar empleo, se han quedado sin médico. Para este tipo de pacientes se han creado unas tarjetas sanitarias especiales, que no difieren mucho de la anterior beneficencia. También nos explicó cómo el centro de salud Los rosales fue dividido, alrededor del 2005, en dos equipos para que uno de ellos se trasladase al futuro centro de salud de Butarque, previsto para el 2007, y que contemplaba una primera fase en módulos provisionales mientras se levantaba el edificio definitivo. En la actualidad, el proyectado Centro de Salud se ha quedado en una promesa rota y estos dos equipos no son capaces de afrontar la demanda actual existente. Un ejemplo es el de los pediatras, ya que ahora que están cubiertas las cinco plazas, hay una pediatra que se encuentra de baja desde hace un mes y no ha sido sustituida, y en estos días, otra pediatra también se ha dado de baja, por lo que actualmente sólo hay tres pediatras que están asumiendo la carga de trabajo de sus compañeras, lo que supone que vean a una media de ochenta niños al día. Verónica Parra, miembro de AVIB, expuso la reunión que se había mantenido recientemente con la Viceconsejera de Infraestructuras, Belén Prado, para solicitar la construcción inmediata del centro de salud. La postura de la Consejería es que no hay dinero y que desde el año 2007 únicamente se han solicitado 1.400 tarjetas sanitarias nuevas de las 25.000 totales que tenían previstas para todo el barrio de Butarque. Creemos que escogieron ese año para su argumentación deliberadamente sabiendo que el mayor desarrollo y crecimiento de nuestro barrio se produjo justo con anterioridad a esa fecha. De hecho, ya en el año 2007, la Consejería valoró la posibilidad de construir un centro provisional que diera servicio a nuestra zona, dado que por entonces el centro de salud Los Rosales ya se encontraba saturado y no tenía capacidad para prestar atención a los 16.000 habitantes empadronados en Butarque. No entendemos qué ha cambiado para que este centro de salud, ya masificado, no sólo tenga que atendernos a nosotros, sino que no esté prevista la construcción de uno nuevo hasta que nuestro barrio pase de 16.000 a 41.000 habitantes, circunstancia que la Consejería nunca puso sobre la mesa en anteriores reuniones. Por todos estos motivos, creemos que es necesario continuar con las movilizaciones exigiendo que se detenga la privatización de la sanidad pública, así como la construcción inmediata del centro de salud de Butarque, estableciendo ya la primera convocatoria para el jueves, 14 de marzo, a las 18.00, con una concentración en el centro de salud Los Rosales. SANIDAD07.jpg
SANIDAD21.jpg