Resumen de la reunión con la directora de Bibliotecas

91

En la mañana del viernes 22 de febrero acudimos a una reunión, a petición nuestra, con la Directora General de Bibliotecas y Archivos del ayuntamiento de Madrid, Ana Santos Aramburu, con el fin de comunicarle la falta de bibliotecas, no sólo en el barrio, sino en el distrito y hacerle saber que esta carencia no sólo es injusta, sino además un incumplimiento de las obligaciones del ayuntamiento en dotar al barrio con los necesarios servicios sociales y públicos que ha de tener. La Directora comentó que todo lo que exponíamos era cierto, y que aunque estamos en tiempo de escasez debería ser prioritario para la administración (y no lo es) la construcción de bibliotecas. También reconocieron no haber cumplido con el compromiso de 2007 pero que actualmente, y hasta 2015, no hay nuevas obras previstas a excepción de las ya iniciadas. Como el Ayuntamiento dice no tener dinero para nuevas infraestructuras, mencionó la posibilidad, provisional, de solicitar una prolongación de las paradas del bibliobús, que depende de la Comunidad de Madrid. También propusieron ver la posibilidad de incluir la biblioteca dentro del Centro Cultural si existiera una sala que cumpliera con los requisitos de espacio, lo que consideramos una idea totalmente insuficiente, ya que el barrio necesita una biblioteca en condiciones con todos los servicios que prestan. Propusimos los talleres de Renfe, que es donde Gallardón prometió ubicar la biblioteca en su programa del 2007, a lo cual contestaron que la política de rehabilitación era todavía más cara que la de nueva construcción por lo que descartaban esta opción que llegó a estar incluido en el Plan Especial de Inversiones del distrito. Por tanto, el único compromiso que pudimos arrancar es que nuestro barrio estaría incluido como zona prioritaria en los planes de actuación que se realicen a partir de 2015. Una nueva reunión donde la administración reconoce las carencias del barrio, el incumplimiento de las promesas realizadas, pero como dicen no tener dinero para nuevas inversiones, quedamos aplazados hasta que lleguen tiempos mejores (o mejores gobernantes). Como siempre, dejamos claro en la reunión que no nos convencían los argumentos y que continuaríamos insistiendo hasta conseguir la biblioteca de Butarque.