Resumen de la reunión mantenida con los asesores de la Concejala de Villaverde

578

Tras solicitar el pasado 1 de junio reunirnos con Concha Chapa, como máxima responsable en el distrito, para poder retomar y dar seguimiento a los temas del barrio, el pasado 2 de julio nos convocaron a una reunión por videoconferencia en la que, para nuestra sorpresa, únicamente acudieron los asesores de la concejala.

En la reunión manifestamos nuestro malestar por este motivo, ya que desde el pasado mes de noviembre no hemos podido volver a hablar con ella en persona ni poder hacerle llegar nuestro malestar sobre la situación de atasco de la mayoría de los temas del barrio y transmitir lo frustrante que es estar desde hace años dando vueltas sobre los mismos temas sin encontrar soluciones.

A pesar de esto, y tras acordar una nueva reunión con la presencia de la Concejala, los asesores nos insistieron en tratar los temas pendientes, aunque realmente no aportaron ninguna información novedosa. De hecho el resumen lo podríamos copiar del que hicimos en el mes de enero, la última vez que tuvimos reunión con ellos.

Trasladamos el problema de los mosquitos, del ruido en distintas zonas por chatarrería, descarga de camiones o botellón, malos olores, a lo que se limitaron a tomar nota de nuevo.

De la M-301 (Avenida de los Rosales) y de nuestra eterna petición de conversión en vía urbana y de rotonda de acceso al barrio, nos contaron que la Consejería de Transporte había rechazado las propuestas que se habían hecho desde el ayuntamiento (nada nuevo para nosotros). Volvimos a explicar por enésima vez que el problema de la carretera no era técnico sino político y que requería una solución donde se pusieran de acuerdo la Comunidad de Madrid y el Ayuntamiento.

De la biblioteca que debería empezar a construirse este año, no tenían ninguna noticia y de la cesión de la parcela educativa para la construcción del instituto dijeron que el trámite estaba ahora en la Junta Municipal, aunque posteriormente nos enteramos que el 25 de junio ya había finalizado ese trámite y el siguiente paso volvía a estar en la Concejalía de Desarrollo Urbano. En cualquier caso la aprobación de la cesión parece inminente.

Nos contaron que ya habían aprobado la construcción de la pasarela a San Cristóbal, cosa que ya sabíamos porque fue noticia ese mismo día, y manifestamos nuestra sorpresa por el importe final, a lo que contestaron que desde el proyecto de 2016 se habían tenido que realizar cambios que habían encarecido, aunque en cualquier caso era simplemente el importe de licitación.

Dejamos sin tocar muchos otros temas, porque vimos que no había mucho por dónde avanzar. Seguimos sin saber cuándo harán la biblioteca, seguimos sin saber cuándo se acometerá alguna medida real para acabar con el problema de la chatarrería de ADIF y los ruidos que se producen, seguimos sin tener respuesta del área de medioambiente sobre los malos olores que con la “nueva normalidad” también han vuelto, y sobre todo, seguimos teniendo pendiente el apoyo de nuestra concejala para que la Consejería de Sanidad no siga privándonos por más tiempo de tener un centro de salud a 20.000 vecinas de Butarque y nos doten de una vez por todas de accesibilidad por una carretera en la que desearíamos no tener que lamentar jamás ningún otro accidente.

Esperamos que la reunión a la que se comprometieron tener con la Concejala se produzca pronto y que en ella tengamos más respuestas que las obtenidas en esta ocasión.