Resumen de la reunión mantenida con los asesores de la Concejala de Villaverde

985

El pasado 10 de enero de 2020 mantuvimos una reunión con los asesores de la Concejala del distrito, Concha Chapa, que no pudo acudir por la convocatoria del pleno del Ayuntamiento de Madrid.

El objetivo de la reunión era continuar con los asuntos que se quedaron sin tratar en la reunión mantenida el 13 de noviembre, así como repasar algunos puntos que allí se vieron.

Entre los asuntos que no se remataron en noviembre estaba la colocación de una pista de pin pon que debe instalarse en el barrio de acuerdo a la propuesta de los presupuestos participativos aprobada hace dos años. Nos preguntaron qué ubicación preferimos para la misma, si al lado de la nueva instalación básica de la calle Ganados del Salobral, o en el parque de los cumpleaños. Nosotros finalmente solicitamos que pusieran dos, una en cada punto.

Sobre las carreras de vehículos y las altas velocidades que se alcanzan en la calle Arroyo de la Bulera, se nos informó que en la jefatura de policía municipal del distrito no constaban denuncias en este sentido, lo cual nos extraña mucho cuando nosotros mismos hemos remitido en varias ocasiones vídeos donde se pueden ver estas carreras de coches. Quedamos en que recopilaríamos denuncias para volver a solicitar que se instalen badenes.

Manifestamos el problema de seguridad que suponen los setos que adornan el contorno de la rotonda de la Plaza de los Metales, algo que llevamos años denunciando y que nunca ha sido atendido.

Hablamos de que desde que se inició la legislatura no habíamos obtenido ningún tipo de respuesta por parte de la EMVS y los planes de futuro que tienen para los servicios de mediación que actualmente existen en la zona y cuyos contratos terminan en algunos casos en el mes de febrero, pero desde la Junta Municipal no se tenían noticias relacionadas con este asunto. Insistimos en la necesidad de mejorar la poda, jardinería y limpieza del UZP 1.05.

Informamos que estaba pendiente la renovación de los vestuarios del campo de fútbol de Los Rosales, ya que cuando se puso el césped artificial simplemente se acometió un lavado de cara, siendo necesaria una reforma de mayor profundidad.

Una vez tratados los temas que no pudimos trasladar en la reunión anterior, pasamos a repasar los asuntos que ya tratamos para ver la evolución de los mismos y aquí nuestra impresión es que, al contrario de la percepción que tuvimos en noviembre, donde se veía que el nuevo equipo de gobierno de la junta se había molestado en hacer un seguimiento de los temas, en estos dos meses no se había avanzado en ninguno de los temas:

  • Biblioteca: estaban pendientes de una reunión con el área de obras que no se había producido.

  • Avenida de los Rosales (M-301): recordamos que la noche del 5 de enero se produjo un nuevo accidente en el punto negro de costumbre y nos dijeron que seguían esperando la solución por parte de los técnicos del área de obras. Nosotros insistimos que el problema no requería una solución técnica sino política y que ahora que tanto el área de urbanismo, como la Junta de distrito y la Consejería de Transportes estaban dirigidas por políticos del mismo partido, no había excusas para encontrar una solución definitiva.

  • Polideportivo: ningún avance sobre lo que ya manifestaron en noviembre.

  • Educación: informamos sobre la intención de la Consejería de Educación de sacar a estudiar primero de la ESO fuera del barrio a tres grupos de niños y niñas a partir de septiembre y en los años sucesivos hasta que se construya un nuevo instituto. Ellos volvieron a mostrarse partidarios de realizar un plan especial y una modificación del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid para permitir la construcción en las parcelas educativas del UZP 1.05 (junto a la escuela infantil El Mamut), algo en lo que coincidimos totalmente, pero tampoco se había producido ningún avance desde lo que manifestaron en noviembre.

  • Locales de la EMVS: nos dijeron que les habían preguntado por el color que querían para los vinilos de las cristaleras y poco más. No tenían constancia de la puesta en marcha de ningún programa para mantener actividad en los mismos.

  • Recepción de las pista deportiva básica de la calle Ganados del Salobral: a pesar de que llevaba meses finalizada, todavía no ha sido recepcionada por la Junta. Parece ser que el motivo, que no fue manifestado en noviembre, es que la empresa no realizó la acometida de la luz que estaba contemplada en el proyecto.

  • Cabalgata y eliminación del convenido: al final de la reunión volvimos a tratar el asunto de la Cabalgata y de la eliminación del convenio que permitía a las entidades de San Cristóbal, Villaverde Bajo y Butarque realizar diferentes actividades culturales participativas. Preguntamos sobre la valoración que hacían de la Cabalgata, que a nuestro juicio fue bastante pobre y desalmada como se puede comprobar por los cientos de comentarios que han hecho los vecinos y vecinas del barrio. Desde la Junta se nos remitió a una comisión de valoración a la que por supuesto dijimos que no íbamos a acudir porque no habíamos participado en la misma.

    Estuvimos buscando alguna alternativa diferente al modelo de subvención nominativa que ellos rechazan y al de la concesión privada que no queremos nosotros, sin llegar a ningún punto de acuerdo.

    A partir de ahí preguntamos si la Junta tenía intención de, igual que había hecho con la Cabalgata, organizar alguna de las actividades que se hacían con el convenio (Carnaval, TitiriVerde, día del libro, día del árbol…), pero tampoco supieron muy bien entendernos remitiéndonos a presentarnos a las subvenciones que saca anualmente la Junta para la realización de proyectos. Nosotros manifestamos que no íbamos a solicitar esta subvención (llevamos años solicitando únicamente la relativa al alquiler del local) y que nuestro interés no es el de la subvenciones, sino la organización de eventos de manera participativa y sin necesidad de que exista una empresa privada de intermediación que lo único que hace es obtener lucro de las actividades que se organizan con colaboración vecinal, encareciendo el coste para las arcas municipales.

    No pretendíamos ponernos de acuerdo en este punto, ya que las diferencias que nos separan son totalmente insalvables. Nosotros organizaremos nuestras actividades y que la Junta Municipal realice las suyas, pero que nunca se nos haga responsables de las cosas que no sean realizadas por esta asociación.

En resumen, se agradece poder tener tiempo para manifestar todas los problemas y las opiniones sobre los mismos, pero esperamos que esta falta absoluta de avance en los temas importantes para el barrio que hemos apreciado entre las dos reuniones sea puntual y que la próxima vez que nos veamos con los responsables de la Junta nos trasladen alguna noticia de interés para lograr por fin algunas de las reivindicaciones en materia de equipamientos que Butarque necesita.