«Tenemos controlado el problema de inseguridad en Plata y Castañar»

83

Joaquín Martinez lleva media vida dedicado a su partido, el PP. Empresario de la enseñanza y licenciado en Derecho, cerró en 2007 su bufete de abogados para cumplir un sueño, ser el concejal de Villaverde, distrito en el que es, además, el presidente popular desde casi hace 11 años. ¿Qué objetivos se marca en el presente curso? Los mismos de la legislatura anterior, concentrados en los aspectos sociales y educativos, ya que debido a la crisis económica, en 2012 toca suprimir todo lo relativo a nuevas inversiones. ¿Se puede hablar de alguna actuación en concreto? Tras mucho esfuerzo, se ha conseguido la reforma de la calle de Estefanita para convertir el aparcamiento que había en línea, en batería con el fin de duplicar las plazas. Al mismo tiempo se llevará a cabo el ensanchamiento y mejora de las aceras frente a los colegios El Greco y Ausías March, para que niños y padres tengan una mayor protección. Queda pendiente la desaparición del poblado chabolista de El Ventorro de la Puñalá Está firmado el convenio para su desaparición al igual que los de Santa Catalina y Las Mimbreras. Cuando éstos terminen será el momento. Está hecho el censo de todas las chabolas y propiedades. No es lo mismo que otros asentamientos, no sólo son chabolas sino que hay propietarios con sus propias escrituras. Eso era hace 50 años como un pequeño pueblecito. Había negocios, areneros y demás. Espero que lo del Ventorro se lleve a cabo cuanto antes. Y Plata y Castañar sigue siendo una zona donde no llegan todos los servicios por inseguridad Hemos conseguido resolver los problemas en el polideportivo. Pero es verdad que en las torres, en la zona de Plata y Castañar, hay un porcentaje de población que no respeta las normas. Policía Nacional y Municipal se reúnen semanalmente, pero no podemos poner en cada portal un policía. Lo tenemos más o menos controlado, pero dada la falta de educación de algunos de los vecinos… Tenemos problemas que no son típicos de Plata y tengo claro que Villaverde ha dejado de ser el culo delmundo. Hablando de Educación, ¿cree que el distrito necesita un nuevo instituto en Butarque ? Hace falta.Mejor dicho, hará falta. Está previsto y programado en Butarque, pero de momento los niños de la zona están bien atendidos tanto en los institutos existentes en el distrito como en las nuevas aulas habilitadas en colegio público El Greco. La Gran Vía de Villaverde y su accesibilidad son objeto de la crítica de diferentes colectivos La accesibilidad hasta ahora bastante bien. Las conexiones que faltan no competen al Ayuntamiento, a otras administraciones, Fomento y Adif. Espero que las negociaciones continúen y lleguen a buen puerto pronto. En las hechas, para vehículos y personas, bastante bien. Hay algunas cosillas que hay que mejorar, una zona que está accesible con sus escaleras, para personas sin discapacidad, pero inaccesible para las personas con discapacidad. Ahí la cota y el desnivel es tan grande, estudiado por técnicos, arquitectos e ingenieros y no ha sido posible solventarlos. Por último, el distrito está preparado para acoger el barrio del Parque de los Ingenieros Los equipamientos más cercanos podrán absorber algo, pero no todo. Por eso van, a parte de viviendas, zonas deportivas, educativas, que habrá que utilizar para absorber las necesidades de la población.

“La prostitución está generando graves perjuicios a los empresarios del polígono de El Gato“

El nombre del distrito de Villaverde va unido en las últimas fechas al ejercicio de la prostitución en las calles de sus polígonos industriales y en los aledaños de la colonia de Marconi. Joaquín Martínez tiene claro que la presencia de las meretrices “están causando graves perjuicios a las empresas de la zona, porque la clientela se queja de lo que ve, es vergonzoso, y no se puede permitr la sensación de dejadez y suciedad”. “La prostitución ha existido, existe y existirá. Lo que no existe es una regulación, una ley. Piden un sitio habilitado, unas garantías, de protección de los cuerpos de seguridad del estado, pero no se puede permitir que campen a sus anchas por cualquier zona que les interese, por lo que ellas consideran su trabajo”, explica Martínez. “Tendrán que buscar sitio donde no produzcan escándalo público, que no molesten a la actividad empresarial, no cerca de las viviendas. Es difícil compaginarlo todo, pero es evidente que es muy dificil solventar el problema”, apostilla el edil.